0
(0)
Rosca de Pascua sin gluten
Rosca de Pascua sin gluten

Rosca de Pascua sin gluten (sin TACC)

4 Horas | 4 Porciones | Intermedio

Aprende a preparar una deliciosa Rosca de Pascua sin gluten y sin lactosa. No sólo es facilísima de hacer, además te cuento todos los secretos para que salga perfecta.

 

Rosca de Pascua sin gluten

He de decir que hasta hace unos años no conocía la Rosca de Pascua, ya que en España, hasta donde yo sé, no está muy extendida. Pero como siempre os digo, tratándose de comer bien, me apropio de todas las tradiciones. 🙂

Parece ser que su origen está en Italia, y fueron seguramente los inmigrantes Italianos los que exportaron un dulce que hoy por hoy se encuentra muy arraigado en Argentina.

Si bien algunos habéis empleado mis recetas de Roscón de reyes sin gluten como base para hacer vuestras Roscas de Pascua (Roscón sin gluten convencional, Roscón de reyes sin gluten huevo ni lactosa, Roscón de Reyes integral y sin azúcar refinada), sois varios quienes me habéis pedido una receta de Rosca de Pascua propiamente. Y yo no sé hacerme de rogar… 🙂

Esta Rosca de Pascua sin gluten (sin TACC) y sin lactosa

He comparado varias recetas, ya que si bien la Rosca de Pascua tiene bastantes similitudes con el Roscón de Reyes que se consume en España, también tiene sus diferencias. Además de la decoración, la primera que llama la atención, es el uso de esencia de vainilla en lugar de agua de azahar.

Si bien, las recetas que he encontrado son bastante similares, me ha llamado la atención que algunas emplean leche y otras agua como líquido principal.

Puesto que en mis recetas de Roscón he empleado siempre leche o leche vegetal, me decanté en un principio por la versión con agua. Y si bien la consistencia no varía en exceso, si he notado que la Rosca tiene algo menos de sabor. También que se seca antes. No que quede dura, ya que esta Rosca sin gluten no se pone dura, pero si que queda más seca.

Yo personalmente la prefiero con leche o leche vegetal. Pero elige lo que prefieras según tus necesidades alimenticias.

También he hecho pruebas con diferentes grasas. Tanto un aceite de sabor suave, como la mantequilla que originariamente lleva la receta funcionan bien. En caso de usar mantequilla ésta debe encontrarse a temperatura ambiente y batirse con el azúcar hasta formar una crema antes de añadirla al resto de ingredientes.

Aunque siempre me inclino por la harina de trigo sarraceno en la mezcla de harinas, esta vez he empleado harina de arroz en la mezcla. Ya que al tratarse de una receta especialmente arraigada en Argentina, quería emplear ingredientes que estén al alcance que quienes me leéis desde allí.

Sustituciones

Como siempre digo, cada sustitución que se hace cambia un poco el resultado. Pero existen sustituciones que resultan bien.

Puedes sustituir:

  • La harina de arroz, por cualquier harina de cereal o pseudocereal sin gluten: quinoa, sorgo, teff… Si sustituyes por harina de trigo sarraceno o garbanzo, reduce 10 gr. la cantidad de agua.
  • El almidón de maíz, por almidón de trigo certificado sin gluten, o arrurruz.
  • El almidón de patata por almidón de tapioca.
  • El huevo por la misma cantidad de aquafaba.
  • La leche por leche vegetal o incluso por agua.
  • La mantequilla por aceite de girasol
  • El azúcar: si no puedes consumirlo emplea tu endulzante habitual siguiendo la equivalencia de cantidades que recomiende el fabricante. Ten en cuenta eso sí, que se dorará mucho menos, así que deberás prestar más atención al horneado para que la Rosca no se pase ni se quede cruda.

Consejos

Conviene que los ingredientes estén a temperatura ambiente para que no ralentizan la fermentación.

También es importante que la Rosca doble su tamaño antes de entrar al horno, para evitar que se abra. Si crece en el horno se harán grietas feas.

Un problema frecuente es además, que la Rosca se baje al sacarla del horno. Esto se debe a una falta de horneado. Los tiempos que se dan son siempre orientativos, ya que no todos los hornos alcanzan la temperatura que dicen alcanzar.

Si se baja la Rosca al sacarla, alarga el horneado la próxima vez. Un detalle que te puede orientar: asegúrate que el centro de la rosca se ve dorado antes de sacarla del horno.

Aunque lo normal al preparar una Rosca de Pascua con gluten es sacarla a mitad de horneado y poner la crema pastelera, no lo hagas con ésta. Sólo conseguirás que se baje. Decora preferiblemente al sacarla del horno.

Cómo preparar esta Rosca de Pascua sin gluten o Rosca de Pascua sin TACC

Ingredientes

Para una Rosca de 4 porciones

30 gr. de harina de arroz

105 gr. de almidón de maíz

15 gr. de almidón de patata

3 gr. de psyllium husk

2 gr. de sal

50 gr. de azúcar

4,5 gr. de levadura fresca

60 gr. de huevo

75 gr. de agua o leche vegetal o sin lactosa

5 gr. de esencia de vainilla

Ralladura de 1/3 de una naranja

Ralladura de 1/3 de un limón

25 gr. de aceite de girasol

4,5 gr. de goma xantana

Para decorar:

Huevo para pincelar

150 gr. de crema pastelera (sobrará)

Cerezas confitadas

NOTA: Empleando un huevo L (55-60 gr.) alcanza para los 50 gr. de la masa y para pincelar después.

 

pasos a seguir

Prepara el prefermento: Desmenuza la levadura fresca y mézclala con el agua tibia, la harina de arroz y una cucharada de azúcar de la que ya lleva la receta. Mezcla bien hasta tener una mezcla fluída y no te preocupes si queda algún grumo, ya se deshará después. Deja reposar hasta que doble su tamaño.


Mezcla la mantequilla, que estará a temperatura ambiente, con el azúcar, y mezcla hasta obtener una mezcla cremosa.


Mientras tanto, en un recipiente suficientemente grande mezcla los almidones, el psyllium husk y la sal. Remueve hasta que se integren bien.


Una vez que el prefermento haya doblado su volumen, añádelo a la mezcla de harinas. Añade también el huevo y la esencia de vainilla, y remueve hasta tener una mezcla homogénea. Asegúrate de que no queda harina seca en el fondo. Obtendrás una mezcla fluída, pero no te preocupes, debe ser así.


Añade la ralladura de naranja y de limón y vuelve a remover hasta que se integren en la masa.


Ahora añade la mezcla de mantequilla y azúcar, y vuelve a remover hasta que sea absorbida por completo.


Por último añade la goma xantana. Remueve con cuidado al comienzo para que no se disperse en el aire, y una vez que esté integrada, remueve un poco más hasta que notes que la masa adquiere cierta fuerza.


En ese momento amasa 10 minutos, a mano o en amasadora.

Si vas a hacerlo en amasadora, habrás hecho lo pasos anteriores directamente en la cubeta.

Si vas a hacerlo a mano, hazlo sobre la mesa sin añadir más harina. Con ayuda de una lengua de cocina aceitada, saca la masa del recipiente donde la has mezclado. Puedes ayudarte de la misma lengua de cocina para amasar, y así mantendrás siempre una mano limpia.


Una vez que hayas amasado, sirviendote nuevamente de la lengua de cocina aceitada, recoge la masa, que se desprenderá de la mesa sin problemas.


Aceita la superficie de trabajo y forma una bola con la masa. Tómate tu tiempo para que quede bien lisa la superficie, o mejor aún, boléala (En el vídeo ves cómo lo hago yo).


Colóca la bola sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear. Aplánala ligéramente con la mano, y con los dedos bien aceitados, comienza a formar el agujero del centro. Tómate tu tiempo en dar forma a la rosca.

NOTA: Hay quien coloca un separador en el centro de la Rosca para evitar que se cierre. Pero haciendo el agujero suficientemenet grande, no debería cerrarse.


Cubre con film plásrico de cocina, y deja reposar en un lugar tibio hasta que dobre su volumen. Puede ser una hora o dos dependiendo del calor que haga en tu cocina. Cuidado si la cubres con un paño (repasador), porque la masa se puede pegar.


Una vez que haya doblado su tamaño comienza a calentar el horno a 190ºC.


Pincela la Rosca con huevo batido y deja que seque antes de decorar. Decora con crema pastelera y guindas o como tengas costumbre de hacerlo.


Una vez que el horno esté caliente introduce la bandeja a altura media y hornea a 190ºC durante unos 35 minutos con calor arriba y abajo. Si tu horno dispone de calor por convección, hornea los 10 primeros minutos con convección, si no, solamente con calor arriba y abajo.


Una vez que la Rosca esté horneada, apaga el horno y deja una ranura abierta. La masa de la Rosca es delicada y esto ayudará a prevenir que se venga abajo.

NOTA: Si pese a esto la Rosca se bajara en exceso al salir del horno, significa que le ha faltado tiempo. El tiemp que doy es orientativo, pero varía de una horno a otro, ya que no todos alcanzan al temperatura que dicen.


Deja enfriar y guarda bien tapada hasta el momento de consumir. ¡Buen provecho!

 

Rosca de Pascua sin gluten

No olvides dejarme un comentario si tienes alguna duda, o si te ha gustado este artículo.  Y ¡ayúdame compartiendo en las redes!

Sígueme también en YouTube, en Instagram, en Facebook, ¡y en Pinterest!

Si te ha gustado, ¡comparte!

Facebook
Pinterest
Twitter
WhatsApp
Reddit

También te puede interesar:

¿Te ha resultado útil?

¡Haz click en una estrella para votar!

Puntuación promedio 0 / 5. Recuento de votos: 0

¡Sé el primero en votar!

Lamento que este artículo no te haya sido útil

¡Permíteme mejorar este artículo!

¿Cómo puedo mejorar este artículo?

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría saber tu opiniónx
()
x
Preferencias de privacidad
GLUTENDENCE recoge cierta información no personal en forma de cookies. Aquí puedes desactivarlas, pero atención: puede que la página no se muestre correctamente.