5
(1)
Pizza sin gluten sin horno tipo calzone
Pizza sin gluten sin horno tipo calzone

Pizza sin gluten sin horno tipo calzone (con descarte de masa madre)

30 Minutos | 1 Persona | Fácil

Descubre cómo preparar una pizza sin gluten sin horno tipo calzone en tan sólo 30 minutos, empleando descarte de masa madre. Esta pizza no sólo es sencillísima de hacer, ¡sino que está buenísima!

Pizza sin gluten sin horno tipo calzone

Si bien aquí en Berlín no tengo problema para encender el horno en verano, ya que las temperaturas no son tan altas, si que me da mucha pena hacerlo para preparar cualquier pequeñez.

Ya son varias las recetas sin horno que puedes encontrar en glutendence. De panes, por ejemplo: como este pan de molde al vapor, o estos panes de arroz, en sus versiones con y sin lácteos. O esta pizza de yuca preparada en sartén.

Y aunque ésta receta que te traigo hoy, no tenía intención de ser publicada, el resultado ha sido tan bueno, que la tenía que compartir con vosotros.

Simplemente me había juntado con cantidades exorbitantes de descarte de masa madre, y buscaba una manera rápida y sencilla de gastarlo.

Ya tienes algunas formas de aprovechar los descartes aquí en glutendence, como esta masa de empanadillas sin gluten o estas tortillas sin gluten para burritos, preparadas ambas sin psyllium husk ni goma xantana.

Pero ambas son recetas que te obligan a planificar con cierta antelación, ya que lleva algo de tiempo prepararlas. Y yo quería una receta que te permita preparar un almuerzo o una cena de forma rápida y espontánea. Y lo he conseguido. 🙂

Una masa de pizza sin gluten con descarte de masa madre

Tal como te comentaba, ésta es una receta de aprovechamiento. La idea es aprovechar el descarte de masa madre que se acumula tras cada refresco.

Pero si te ha entrado antojo de preparar esta receta y no dispones de masa madre sin gluten (¿Qué es la masa madre?) no te preocupes: sustituye los 70 gramos de masa madre por 35 gramos de agua y 35 gramos de harina de arroz. Y añade una pizca de azúcar para que tu pizza se dore, ya que las masas sin gluten necesitan ayuda para dorarse.

Yo empleo descarte de masa madre de arroz hidratada al 100%, pero sirve masa madre de otro cereal sin gluten. En el vídeo ves la densidad que tienen mis descartes, son bastante sólidos. Esto se debe a que voy retirando el líquido que se forma en la parte superior cuando se deja de refrescar una masa madre.

Si la tuya es más líquida simplemente emplea la cantidad de agua menor que doy en la lista de ingredientes.

Sé que esto no es muy preciso, pero la consistencia de la masa no influye en el resultado de esta receta de forma excesiva.

Si la masa no es excesivamente blanda te costará menos manejarla. Sin embargo, para mi gusto, la pizza queda mejor si la masa es un poco más blandita. Ve haciendo pruebas y ajustando la cantidad de agua a la consistencia de tu masa madre, a lo bien que puedas manejar la masa, y al resultado que más te guste.

Consejos

Para evitar que la masa se pegue a la superficie de trabajo, o que se rompa al manipularla, te recomiendo encarecidamente que la estires sobre papel de hornear. Para que el resultado sea bueno, debes estirarla mucho, y para que no quede seca, conviene no añadir más harina para estirar. Y yo personalemente sólo lo consigo estirando la masa sobre papel de horno aceitado.

Emplear papel de horno te será de gran ayuda además para pasarla a la sartén y para darle al vuelta.

En cuanto al relleno: elige el que más te guste, pero no lo elijas demasiado líquido para que la masa no se ablande.

Piensa además que el descarte de masa madre es algo ácido (sobre todo si lleva muchas semanas en el frigorífico, como el mío). Por ello, elije rellenos a los que les vaya bien un toque ácido.

.

Cómo preparar esta Pizza sin gluten sin horno tipo calzone

Ingredientes

Para una pizza individual

 

Para la masa:

35 gr. de harina de arroz

35 gr. de harina de sorgo o más harina de arroz

3 gr. de goma xantana

70 gr. de descarte de masa madre *

40-60 gr. de agua

* Lee las acalaraciones que hago en el texto del artículo.

 

Para el relleno:

125-150 gr. de mozzarella fresca

1 pimiento rojo

Aceitunas picadas

Oregano, albahaca…

Sal al gusto

 

 

pasos a seguir

Comienza picando finos los ingredientes del relleno para que puedas rellenar la masa en el momento que la tengas lista.


En un recipiente hondo mezcla las harinas con la goma xantana y remueve hasta que se integren bien.


Añade el descarte de masa madre y 40 gramos de agua. Mezcla con la mano hasta que esté todo perfectamente integrado. La masa debe tener una consistencia blanda pero no pegarse excesivamente a la mano. Si tu descarte de masa madre es fluido, seguramente con este cantidad de agua bastará. Si al igual que el mío, es bastante firme, añade algo más de agua.


Pasa a una superfice de trabajo y amasa con la mano un par de minutos hasta obtener una masa lisa. No añadas harina para que la masa no endurezca.


Divide la masa en dos trozos. Uno de ellos debe ser ligeramente más grande.


Recorta dos trozos de papel de horno de unos 20 centímetros de lado como mínimo. Conviene que uno de ellos sea algo más grande, para que quede un borde alrededor una vez que hayas extendido la masa.


Embadurna el papel de horno con aceite. Esto es importante para que la masa no se pegue una vez que la extiendas.


Extiende con un rodillo cada uno de los trozos de masa previemente aceitados sobre los trozos de papel de horno, hasta que queden de un par de milímetros de grosor. Si ves que la masa se pega un poco al rodillo, puedes cubrir con film de cocina y pasar el rodillo sobre él. Extiende obviamente el trozo mayor de masa, sobre el trozo mayor de papel.


Coloca los ingredientes del relleno sobre el trozo más grande de masa dejando un borde libre alrededor de 1,5 centímetros. Coloca la segunda tapa de masa, ayudandote del papel de horno para que no se rompa. Una vez colocada, retira el papel de horno de la parte superior con cuidado.


Para cerrar la pizza, dobla simplemente el borde de masa hacia el centro sobre la tapa superior de masa y haz un poquito de presión para que se pegue.

NOTA: no te recomiendo cerrar con un repulgue, o quedará un borde de masa medio cruda que no te comerás con gusto.


Calienta una sartén a fuego medio alto. En el momento que esté caliente, coloca la empanada con el papel de horno sobre ella. Baja el fuego, cubre la sartén con una tapa y cocina a fuego medio unos 10 minutos.


Pasados diez minutos comprueba que la parte inferior esté bien dorada, y si es así, da la vuelta a la pizza. (Si se te resiste a darle al vuelta, en el vídeo ves cómo lo hago yo).


Cocina otros 5 minutos, pero esta vez sin la tapa.


Una vez que la parte inferior esté dorada, retira a un plato y sirve directamente. ¡Buen provecho!

 

 

No olvides dejarme un comentario si tienes alguna duda, o si te ha gustado este artículo.  Y ¡ayúdame compartiendo en las redes!

Sígueme también en YouTube, en Instagram, en Facebook, ¡y en Pinterest!

Si te ha gustado, ¡comparte!

Facebook
Pinterest
Twitter
WhatsApp
Reddit

También te puede interesar:

¿Te ha resultado útil?

¡Haz click en una estrella para votar!

Puntuación promedio 5 / 5. Recuento de votos: 1

¡Sé el primero en votar!

Lamento que este artículo no te haya sido útil

¡Permíteme mejorar este artículo!

¿Cómo puedo mejorar este artículo?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
Suscríbete
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría saber tu opiniónx
Preferencias de privacidad
GLUTENDENCE recoge cierta información no personal en forma de cookies. Aquí puedes desactivarlas, pero atención: puede que la página no se muestre correctamente.