Pan sin gluten blanco de arroz y sorgo

Listo en : 2 Horas | Raciones: 1 Pan | Dificultad: Fácil


¡Ya quisieran otros panes sin gluten esta corteza! Además es esponjoso, fácil de preparar… y todo esto sin mixes comerciales, ¡Lo tiene todo!


.

No te preocupes si no has preparado pan sin gluten antes. Este es un pan a prueba de errores si sigues detenidamente los pasos. Además se prepara en un bowl, con lo que te ahorrarás una buena limpieza después.

Si ya has probado el pan GLUTENDENCE de arroz, mijo y sorgo verás que el procedimiento es el mismo. Parecen muchas indicaciones, pero son todas muy fáciles. Una vez que lo prepares un par de veces, podrás hacer pan sin gluten con los ojos cerrados.

Y para que el resultado sea aún más espectacular, te recomiendo que leas los recursos  “Cómo hacer pan sin gluten en casa como un experto panadero” parte 1: El proceso y parte 2: Los ingredientes.

Verás además que entre los ingredientes figura almidón de yuca. Si quieres dar un paso más en la preparación de tu pan sin gluten, descubre cómo hacer almidón de yuca casero en esta Glutendecia.

Nota: Es normal que la corteza se ablande un poco con el paso de las horas. Si quieres una corteza súper crujiente pon tu pan en la tostadora justo antes de consumirlo.

Y ahora sí, comencemos con la elaboración de nuestro pan sin gluten.

.


Ingredientes

.

Mezcla de harinas

.
2 tazas de harina de arroz
1 taza de harina de sorgo
1/2 taza de almidón de tapioca (yuca)
1/2 taza de almidón de patata
1+1/2 cucharadas de goma guar
1 cucharada de sal

.
Ingredientes líquidos

.
8 gr. de levadura fresca sin gluten
1 cucharada de azúcar
2+1/2 tazas de agua

.


Pasos a seguir

.

  1. Para empezar necesitas un bowl que tenga al menos 3 litros de capacidad. Mezcla en él las harinas con ayuda de unas varillas o de una amasadora. Asegúrate de que la goma guar se reparte homogéneamente.
  2. En un recipiente a parte, mezcla el agua con la levadura y el azúcar . Asegúrate de que la temperatura del agua no supera los 50º C. Deja reposar unos 5-10 minutos.
  3. Añade poco a poco la mezcla líquida a la mezcla de harinas y ve amasando, tratando de deshacer los grumos. Mezcla suficientemente y no te preocupes si la masa parece blanda. Esto se debe a que la masa de pan sin gluten necesita más hidratación. Según el grado de molienda de la harina, pude incluso que necesites añadir más agua.
  4. Deja reposar la masa 50-70 minutos en un lugar tibio, dentro de un recipiente grande (¡la masa crece mucho!) y no metálico. Puede ser en el horno ligeramente calentado y apagado.
  5. Sabrás que la masa ha reposado suficiente cuando haya doblado su volumen y tenga la consistencia porosa de una mousse.
  6. Vierte la masa en un molde rectangular forrado con papel de horno (No recortes el sobrante del papel, lo vas a necesitar). La masa no debería superar los 2/3 de la altura del molde. Con ayuda de una espátula humedecida en agua, alisa la superficie. Esto es importante para la formación de la corteza. Dobla el papel de horno sobrante, como envolviendo la masa, pero dejando espacio suficiente para que el pan crezca sin pegarse.
  7. Ahora forma una bóveda con papel de aluminio sobre el molde, por la que pueda circular el aire. Preservará la humedad de la superficie mientras el pan está subiendo.
  8. Precalienta el horno a 200ºC, preferiblemente con calor sólo abajo. Introduce un recipiente de agua en el fondo. Cuando el horno esté caliente, introduce la masa a una altura media durante 40 minutos.
  9. Al cabo de ese tiempo el pan habrá aumentado considerablemente de volumen. Quita el papel de aluminio. Ayudándote de las puntas del papel de horno, saca el pan del molde y vuelve a introducirlo en el horno diréctamente sobre la rejilla. Mientras que sacas el pan del molde, cierra la puerta del horno para evitar que éste se enfríe.
  10. Ahora es el momento de usar calor arriba y abajo, si previamente habías encendido el horno sólo abajo. Hornea unos 10-15 minutos más, o hasta que la corteza alcance el grado de tueste que más te guste.
  11. Apaga el horno, abre la puerta y deja el pan enfriarse allí 5 minutos. Después sácalo y déjalo enfriarse sobre una rejilla.
  12. Antes de cortar tu pan sin gluten, espera a que esté totalmente frío, si no estropearás la miga.

¿Te ha resultado útil?

¡Haz click en una estrella para votar!

Average rating / 5. Recuento de votos:

Ya que has encontrado este artículo útil

¡Sígueme en los medios!

Posts Relacionados

Dejar un comentario