Scroll Top
5
(1)
Calzone sin gluten

CALZONE SIN GLUTEN | masa vegana, sin almidón de maíz

3 Horas | 1 Calzone individual | Fácil


Descubre cómo preparar un CALZONE SIN GLUTEN CON MASA CASERA, que nada tiene que envidiar a un calzone con gluten. Se prepara de forma fácil, con ingredientes sencillos… ¡y está buenísimo!


Calzone sin glutenDesde que llegué a la formula de mi masa de pizza sin gluten, con una textura tan buena que cuesta creer que sea sin gluten, no paro de preparar pizza en todas sus variantes.

Ya te traía mis pizza al estilo georgiano o khachapuri sin gluten y mi pizza al estilo turco o pide sin gluten. Y la pizza enrollada al estilo de Philadelphia o stromboli sin gluten.

Y no podía faltar entre mis recetas una de calzone sin gluten, una pizza rellena rica riquísima.

Si te gustan las recetas de cocina italiana, no te pierdas tampoco mis recetas de piadina sin gluten, de crescioni sin gluten, y por su puesto la de savoiardi sin gluten (bizcochos de soletilla) para tiramisú, en este caso sin huevo crudo.

Mi receta de calzone sin gluten

Tal como he comentado, la formula de partida es la de mi pizza sin gluten, en la que he hecho pequeñas modificaciones, ya que el calzone es más grueso que la pizza, y tiene ingredientes en su interior que lo humedecen.

Se trata de una masa vegana (sin lácteos ni huevo) y que no emplea almidón de maíz. Por lo que es apta para dietas que deben omitir estos alimentos. Si llevas una dieta libre de productos lácteos, sustituye la mozzarella por un queso vegano.

Si bien, el almidón de tapioca suele ser un buen sustituto del almidón de patata, al desprender humedad el relleno, la masa queda gomosa si se emplea en la misma cantidad. Si no dispones de almidón de patata sustituye por 30 g de almidón de tapioca + 10 g de harina de garbanzo.

En cuanto al azúcar, su principal misión es ayudar a la masa a dorarse. Si no puedes consumirla, elimínala.

Cómo preparar este calzone sin gluten

Ingredientes

Para la masa (Cantidad por persona):

15 g de harina de garbanzo
60 g de harina de arroz
40 g de almidón de patata*
3,5 g de goma xantana*
2 g de sal
2 g de azúcar
1 g de levadura seca
100 g de agua
10 g de aceite de oliva

* En este artículo encuentras una lista de algunas marcas que uso (apartado «Ingredientes»)

Para el relleno:

125 g de mozzarella
3 cucharadas de salsa de tomate
Relleno al gusto: verduras asadas o fiambre…
Sal y pimienta
Aceite de oliva
Albahaca fresca

 

PASOS A SEGUIR

NOTA: Si vas a empleas mozzarella fresca es conveniente que elimines la humedad antes de preparar la masa, para que el calzone no se reblandezca. Corta en rodajas, añade un poco de sal y envuelve en papel absorbente de cocina. Coloca algo de peso encima y mantén así hasta el momento de emplearla.


En un recipiente mezcla los ingredientes secos a excepción de la goma xantana: Las harinas, el almidón, el azúcar, la sal y la levadura seca. Remueve para que se mezclen perfectamente.


Añade el agua tibia y el aceite de oliva, y remueve hasta que la mezcla se hidrate perfectamente.


Cubre el recipiente con film plástico o una bolsa limpia y deja reposar 1 hora a temperatura ambiente. También puedes dejar reposar toda la noche en el frigorífico.


Cuando la masa haya reposado, añade la goma xantana y remueve con cuidado para que se integre en la masa. La masa irá ganando en fuerza a medida que la goma xantana se integra.


Amasa unos 4 o 5 minutos. Puedes hacerlo a mano dentro del mismo recipiente.


Enharina ligeramente la superficie con harina de arroz y con ayuda de una espátula rebaña bien el recipiente y forma una bola con la masa.


Hazla rodar entre las manos para terminar de formar una bola.


Enharina generosamente la mesa y ve presionando la masa con las manos hasta formar un circulo de unos 25 centímetros de diámetro.


Elimina el excedente de harina y coloca la masa sobre un trozo de papel de horno en el que quepa la mitad de la masa (al doblar el calzone quedará toda sobre el papel).


Rellena a tu gusto la mitad que queda sobre el papel de horno dejando un borde libre de un par de centímetros. Reserva un poco de la mozzarella, ya que la colocarás en la parte superior.


Cierra el calzone y presiona bien el borde. Dóblalo hacia dentro y presiona nuevamente. Si la masa se te pega mucho, añade un poco de harina de arroz.


Coloca sobre una tabla, cubre con un paño de cocina o con film plástico y deja reposar 1 hora o un poco más. No es necesario que la masa doble su tamaño, se trata sólo de que esponje.


Transcurrido ese tiempo comienza a calentar el horno a 250ºC con calor arriba y abajo. Si tienes una piedra para pizza colócala en la segunda ranura comenzando desde arriba. Si no, coloca la propia bandeja de horno, pero dada la vuelta, de forma que los bordes queden hacia abajo.


Mezcla 3 o 4 cucharadas de salsa de tomate con un chorro de aceite y una pizca de sal. Remueve y extiende por la superficie del calzone. Añade unas hojas de orégano o albahaca frescos y la mozzarella reservada.


Haz un par de agujeros en la parte superior con un cuchillo para permitir que el vapor salga durante el horneado.


Con cuidado de no quemarte introduce en el horno con ayuda del papel de horno, directamente sobre la piedra o la bandeja.


Hornea a 250ºC con calor arriba y abajo entre 15 y 20 minutos, dependiendo de cómo lo quieras de tostado.


Retira del horno, añade un chorro de aceite de oliva y sirve inmediatamente. ¡Buen provecho!

 

Calzone sin gluten

 


¿Te ha resultado útil?

¡Haz click en una estrella para votar!

Puntuación promedio 5 / 5. Recuento de votos: 1

¡Sé el primero en votar!

Lamento que este artículo no te haya sido útil

¡Permíteme mejorar este artículo!

¿Cómo puedo mejorar este artículo?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Dejar un comentario

Preferencias de privacidad
GLUTENDENCE recoge cierta información no personal en forma de cookies. Aquí puedes desactivarlas, pero atención: puede que la página no se muestre correctamente.