5
(2)
Pizza sin gluten

PIZZA SIN GLUTEN CON MASA CASERA ¡No creerás que es sin gluten!

30 + 30 Minutos | 1 Persona | Fácil


Descubre cómo preparar una pizza sin gluten CON MASA CASERA, que nada tiene que envidiar a una pizza con gluten. Se prepara de forma fácil, con ingredientes sencillos… ¡y está buenísima!


Pizza sin glutenReconozco que llevaba bastante tiempo sin preparar pizza en casa. Y me pregunto por qué, ya que da poquísimo trabajo y está buenísima.

En las útimas semanas he hecho una verdadera maratón de pizzas y aún no me he cansado. Síntoma de que a mi cuerpo le hace bien. Y es que si no se la cubre con montañas de queso, bacon, y salsas azucaras, no deja de ser saludable.

Tengo que decir, que yo personalmente soy una fan ferviente de mi pizza sin gluten con harina de arroz. Con una base fina, blandita, flexible… Tal como a mí me gustaba la pizza.

Pero algunos de vosotros me habéis preguntado en todo este tiempo si tengo una receta de pizza con una masa más gordita. Así que me he puesto manos a la obra para traeros esta receta de hoy.

Si te gusta la comida italiana, no te pierdas tampoco mis recetas de gnocchis sin gluten, de focaccia sin gluten y de piadina sin gluten.

Esta masa casera de pizza sin gluten

Como yo soy fan de las masas finas, he terminado de forma incosciente por estirar bastante la masa. Pero en el paso a paso te iré dando alternativas para que la adaptes a tu gusto, más o menos gordita, más o menos crujiente…

Las cantidades que doy son para un pizza individual. Puedes multplicar las cantidades para hacer un pizza para más personas, o hacer varias pizzas individuales.

La masa como tal, no lleva ni huevo, ni lácteos. Por lo que es apta para quienes no puedan consumir estos alimentos, o para quienes lleven una alimentación vegana.

Yo empleo normalmente levadura seca sin gluten por comodidad, ya que es de más fácil conservación. Pero puedes emplear levadura fresca. En ese caso triplica la cantidad, y disuelvela en el agua antes de añadirla al resto de ingredientes.

Cómo preparar esta pizza sin gluten riquísima

Ingredientes

Para la masa (Cantidad por persona):

20 g de harina de garbanzo
60 g de harina de arroz
45 g de almidón de tapioca
3,5 g de goma xantana
2 g de sal
3 g de azúcar
1 g de levadura seca
110 g de agua
10 g de aceite de oliva

 

Pasos a seguir

Comienza mezclando todos los ingredientes secos en un recipiente en el que puedas amasar con la mano. Remueve con una cuchara para que se integren bien.


Añade el agua y el aceite, y remueve nuevamente hasta que no queden partes secas.


Cuando no puedas mezclar más con la cuchara, amasa un par de minutos con la mano dentro del propio recipiente.


Limpiate la mano, y con una lengua de cocina o con una cuchara aceitadas, recoge bien la masa de los bordes, y despégala del fondo.


Con las manos aceitadas forma una bola con la masa.


Toma un pliego de papel de hornear y engrasa la superficie muy ligeramente. Coloca la masa sobre él y ve presionándola con las manos aceitadas hasta formar un circulo de medio centímetro de grosor como mucho. La pizza tendrá unos 25 centímetros de diámetro.

NOTA: si la masa se te pega a las manos, cubre la masa con film plástico de cocina y continúa presionando y dando forma.


Una vez que hayas estirado la masa, colócala junto con el papel de hornear sobre una bandeja de horno.


Deja reposar cubierta hasta que doble su tamaño. Dependiendo del calor que haga en tu cocina tardará una o dos horas.


Una vez que doble su tamaño comienza a calentar el horno a 250ºC.


Deja la pizza cubierta con el film de cocina, y presiona la masa desde el centro hacia los bordes para formar los bordes característicos. Dependiendo de lo gordita que quieras la pizza, aplastarás la masa más o menos. Si quieres una masa fina desplaza toda la masa posible hacia los bordes. Si quieres una masa gordita, presiona lo justo para desgasificar.

NOTA: Es importante desgasificar la masa al menos un poco. La masa volverá a crecer en el horno. Si no desgasificas sentirás el estómago hinchado después de comer la pizza.


Cubre la masa con salsa de tomate. Si la salsa no está condimentada, añade también sal y especias al gusto. No añadas demasiada salsa o la masa quedará blanda y “como cruda” debido a la humedad.


Cuando el horno esté caliente introduce la bandeja con la pizza directamente sobre el fondo del horno, y hornea 6 minutos a 250ºC con calor arriba y abajo.

NOTA: Si quieres la pizza algo más crujiente, alarga el horneado un par de minutos. Pero no exagéres para que no quede seca, y sobre todo vigila que no se queme.


Saca del horno, y cierra la puerta de éste para que no se enfríe.


Cubre rápidamente la pizza con tus ingredientes favoritos. No sobrecargues la pizza para que la masa se hornée convenientemente.

NOTA: Los ingredientes que elijas deben cocinarse en poco tiempo y no ser muy acuosos. Si empleas vegetales frescos como chapiñón, calabacín… puedes cortarlos en láminas y hornearlos previamente mientras calientas en horno. Lleva cuidado eso sí de que no se quemen, ya que el horno estará muy caliente.


Introduce la pizza nuevamente en el horno, pero ahora en la parte superior. Hornea entre 5 y 10 minutos más, hasta que la pizza esté a tu gusto.

NOTA: Si la masa se dora mucho pero al relleno le falta un poco, baja la temperatura y coloca la bandeja con la pizza en el centro del horno.


Saca del horno, añade unas gotas de aceite de oliva por encima y sirve inmediatamente. ¡Buen provecho!


¿Te ha resultado útil?

¡Haz click en una estrella para votar!

Puntuación promedio 5 / 5. Recuento de votos: 2

¡Sé el primero en votar!

Lamento que este artículo no te haya sido útil

¡Permíteme mejorar este artículo!

¿Cómo puedo mejorar este artículo?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
Suscríbete
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría saber tu opiniónx
Preferencias de privacidad
GLUTENDENCE recoge cierta información no personal en forma de cookies. Aquí puedes desactivarlas, pero atención: puede que la página no se muestre correctamente.