Scroll Top
0
(0)
Arepas de patata y maicena

Arepas de patata y maicena rellenas de queso

1 hora | 6 Arepas | Fácil


No te puedes perder esta forma de comer patata (papa), unas riquísimas AREPAS DE PATATA Y MAICENA. Se preparan de forma muy sencilla, son muy económicas y ¡están riquísimas!


Arepas de patata y maicenaSiempre pienso que tengo la patata infravalorada pese a que en realidad me gusta muchísimo: frita, en puré, en tortilla… Casi nunca los preparo en casa, pero me encantan cuando los como fuera.

Pero la cosa no se queda ahí. Cociendo y triturando la patata se pueden preparar recetas riquísimas, como estos gnocchis sin gluten, esta brandada de bacalao, o estos panecillos de hamburguesa sin gluten que incorporan patata cocida en la masa.

O estas arepas de patata que te traigo hoy. Si bien las arepas tradicionales son de maíz, estas arepas son una buena alternativa si no dispones de harina de maíz precocida, o si simplemente quieres consumir patatas de una manera diferente.

Por cierto, no te pierdas tampoco estas arepas preparadas con yuca, ni estas arepas preparadas con arroz cocido.

 

Mi receta de arepas de patata rellenas de queso

Obviamente las arepas de patata no son ningún descubrimiento mío. La mayoría de recetas que existen añaden, sin embargo, harina de trigo para hacer la masa más manejable.

Si bien, la presencia de gluten no es relevante excepto para hacer la masa más manejable, si es importante la adición de alguna harina o almidón que absorba el exceso de líquido de la patata cocida, y que evite que la arepa se deshaga una vez cocinada.

Añadiendo almidón de maíz se consigue este efecto.

Hay que tener en cuenta sin embargo que no todas las variedades de patata tienen la misma cantidad de agua, ni adquieren la misma textura tras cocerlas.

Las que yo he empleado queden muy pegajosas, y al mezclar la patata cocida con el almidón y amasar, se obtiene una masa elástica. Pero hay patatas que quedan más “arenosas”, más sueltas o más acuosas.

En algunos casos puede ayudar añadir un poco más de almidón, pero CUIDADO, no añadas demasiado ya que la arepa quedará más densa y puede incluso resultar indigesta.

Lo mejor es añadir la menor cantidad posible de almidón, rebajando incluso la cantidad que yo doy si consigues manejar bien la masa.

Debes tener en cuenta también que la patata caliente es más pegajosa, por lo que debes dejar que enfríe. Y que para comprobar si la masa es muy pegajosa debes lavarte las manos despúes de amasar y engrasartelas ligeramente. De lo contrario podrías añadir más almidón a la masa de forma innecesaria.

 

Como preparar estas arepas de patata rellenas de queso

Ingredientes

Para 6 arepas:

550 g de patatas peladas
55 g de almidón de maíz *
Sal

(* Emplea unos 10 gramos de almidón de maíz por cada 100 gramos de patata cocida)

Queso para fundir

 

PASOS A SEGUIR

Lava las patatas pero no les quites la piel. Cuecelas a fuego medio hasta que se dejen atravesar fácilmente con un tenedor. Tira el agua y deja que enfríen.


Cuando se puedan tocar sin que quemen, quita la piel con las manos. Verás que se quita fácilmente.


Tritura las patatas, puedes usar un pasapuré, una prensa para patatas o un tenedor. En caso de que uses un tenedor asegúrate de no dejar trozos grandes. Deja que las patatas enfríen por completo si aún no lo están, ya que en caliente son más pegajosas.


Pesa las patatas, ya que la cantidad de almidón a usar depende de la cantidad de patata que tengas. Añade el almidón y una pizca de sal.


Mezcla bien con las manos hasta que se integre el almidón y después amasa un par de minutos hasta obtener una mezcla homogénea.

NOTA: Dependiendo de la variedad de patata, puede que obtengas una masa más o menos blanda. Si es excesivamente blanda puedas añadir un poco más de almidón, si es muy seca un poco de agua.

Pero atencíon, la masa debe ser blanda. Si añades mucho almidón, obtendrás una masa más manejable, pero las arepas quedarán más apelmazadas y resultarán indigestas. Añade siempre la mínima cantidad que te permita manejar la masa, puedes incluso comenzar con una cantidad menor que la que yo indico.


Lávate las manos y engrásatelas para poder manejar la masa sin que se te pegue. Divide la masa en porciones de unos 100 gramos.


Toma la primera porción y divídela en dos mitades. Forma un disco con cada mitad. Puedes hacerlo sobre un trozo de film engrasado con un poco de aceite para que te sea más fácil.


Coloca queso en una de las dos mitades y cubre con la otra. Presiona los bordes para sellarlos y dale una forma bonita a la arepa. Ve colocando las arepas terminadas sobre un plato engrasado con aceite.


Calienta una sartén a fuego medio y añade aceite suficiente para cubrir el fondo.

NOTA: he probado a preparar las arepas sin aceite, o con muy poco aceite y lamentablemente se pegan. Pon la primera arepa en la sartén, y si se pega tras pocos segundos, añade un poquitín más de aceite antes de poner las demás.


Cuando el aceite esté caliente coloca las arepas y asegúrate de que no se pegan. Yo suelo sacudir la sartén para ver si se deslizan. Cocina 5 minutos por cada lado a fuego medio y saca a un plato cubierto con papel absorbente.


Sirve directamente, ¡buen provecho!


¿Te ha resultado útil?

¡Haz click en una estrella para votar!

Puntuación promedio 0 / 5. Recuento de votos: 0

¡Sé el primero en votar!

Lamento que este artículo no te haya sido útil

¡Permíteme mejorar este artículo!

¿Cómo puedo mejorar este artículo?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Dejar un comentario

Preferencias de privacidad
GLUTENDENCE recoge cierta información no personal en forma de cookies. Aquí puedes desactivarlas, pero atención: puede que la página no se muestre correctamente.