Scroll Top
5
(18)
Pan árabe sin gluten

Pan árabe sin gluten (pan de pita). ¡Facilísimo y Sin horno!

5 + 10 + 30 Minutos | 5 Panes | Fácil


Aprende a preparar un delicioso PAN ÁRABE SIN GLUTEN, el pan de pita «con bolsillo». Este pan sin gluten, es realmente fácil de preparar, y no se necesita horno para ello. Además no lleva ni lácteos ni huevo, por lo que se trata de un PAN ÁRABE VEGANO.


Pan árabe sin glutenHoy quiero compartir contigo mi receta de pan árabe sin gluten, un tipo de pan plano, flexible, y que se caracateriza por tener un bolsillo que se puede rellenar.

Lo que se conoce como pan árabe es una variante del pan de pita, nombre que se emplea a veces de forma indistita. Los panes de pita son panes planos, unas veces preparados con levadura, otras sin ella. Los hay más finos, los hay más gruesos… Pero lo que distingue a los panes árabes es son más finos y están huecos.

El pan árabe se puede cocinar en horno o en la sartén, siempre a temperatura alta. Es el aumento repentino de temperatura el que hace que el pan se infle como un globo y se forme su bolsillo característico.

Lo habitual es abrirlo por un lado y rellenarlo. Aunque también lo puedes emplear para mojar en hummus, babaganous…

Si te gustan las recetas de cocina internacional, no te pierdas mis recetas dumplings japoneses sin gluten (gyozas), mi pizza sin gluten al estilo georgiano (Khachapuri), ni mi receta de crep de trigo sarraceno, o galette bretonne.

Mi receta de pan árabe sin gluten

Si bien es una receta que se puede preparar en horno o en sartén, he optado por prepararla en sartén ya que esto la simplifica.

La receta de la que he partido es mi receta de piadina sin gluten, ya que tiene ciertas similitudes.

Pero a diferencia de la piadina, esta masa lleva levadura de panadero y requiere un tiempo de reposo. Por lo demás, he dejado la receta practicamente intacta.

Yo he empleado harina de trigo sarraceno, pero puedes emplear harina de garbanzo en su lugar.

En cuanto al azúcar, su función es ayudar al pan a adquirir un color dorado. Pero si no puedes consumirla, elimínala.

 

Cómo preparar este pan árabe sin gluten

Ingredientes

Para 5 panes árabes

80 g de harina de trigo sarraceno
100 g de almidón de maíz
20 g de almidón de patata o de tapioca
4 g de goma xantana
2,5 g de sal
5 g de azúcar
2,5 g de levadura seca
135 g de agua
12 g de aceite

 

 

Pasos a seguir

Prepara un prefermento con la levadura. En un vaso, añade aproximadamente la mitad del agua que lleva la receta, un par de cucharadas de la harina de trigo sarraceno, la levadura y el azúcar.


Remueve hasta que todos los ingredientes se mezclen, y no te preocupes si queda algún grumo. Tapa y deja reposar hasta que el prefermento doble su volumen.


En un recipiente en que puedas amasar añade el almidón de maíz, el almidón de patata, el resto de la harina de trigo sarraceno, la goma xantana y la sal. Remueve con una cuchara para que se integren perfectamente.


Una vez que el perfermento ha crecido al doble de su tamaño, añadelo a la mezcla de secos. Añade también el agua y el aceite. Remuve con una cuchara tratando de integrar todo.


En el momento que no puedas remover más con la cuchara, amasa con la mano dentro del propio recipiente. Amasa unos dos o tres minutos, hsata que tengas una masa lisa y homogénea.


Limpiate la mano (con el borde de la cuchara es muy facíl), lávatela y aceitatela un poco. Dale forma de bola a la masa.


Cubre el recipiente, y deja reposar hasta que la masa doble su tamaño. Dependiendo del calor que haga en tu cocina, tardará entre una y dos horas.


Una vez que haya crecido, enharina la mesa. Enharina la superficie de la masa para que puedas sacarla del recipiente sin que se te pegue.

Divide la masa en porciones. De estas cantidades salen 5 panes de un tamaño normal.


Toma una de las porciones, enharínala y hazla rodar entre las manos hata obtener una bola de superficie lisa. Si es necesario, vuelve a enharinarla, pero procura hacerlo lo menos posible.


Coloca la bola sobre la mesa enharinada, espolvorea con un poc de harina, y aplasta con las manos formando una especie de torta. Termina de estirar con el rodillo hasta que tenga medio centímetro de espesor como mucho. Vigila todo el tiempo que no se pega a la mesa.


Según termines de estirar los panes, tápalos con un paño y deja reposar 10 minutos.


Transcurrido éste tiempo, calienta una sartén a fuego alto. Yo empleo la posición 7 de 9 de mi cocina vitrocerámica. Dale el tiempo suficiente a calentarse, ya que el pan necesita mucho calor en el momento que entra en contacto con la sartén.

NOTA: Emplea una sartén de fondo grueso para que no se deforme por el calor.


Cuando la sartén esté bien caliente, coloca el primer pan. Transcurridos 15 segundos comenzarán a formarse grandes burbujas. Dale unos 10-15 segundo más y vuelve el pan.

NOTA: Es importante que no te demores en dar la vuelta al pan. Si la superficie se seca, se cuarteará y el pan no se inflará.


Baja un poco la temperatura del fuego. (Yo bajo de la posición 7 de 9, a la 6). Cocina otros 25-30 segundos y vuelve. Vuelve un par de veces más, transcurridos unos 30 segundo cada vez, cuidando de que el pan no se queme.


Saca a un plato y tapa con un paño. El pan se desinflará, pero seguirá hueco por dentro.


Limpia el harina que haya podido quedar en la sartén. Vuelve a subir el fuego, y espera unos 15 segundos que gane un poco de temperatura. Coloca el segundo pan, y repite todo e proceso.

NOTA: Los panes que no vayas a consumir en el momento, puedes congelarlos o guardarlos en una bolsa bien cerrada y consumir en un par de días. Antes de consumirlos, caliéntalos. En el momento que se inflen, están listos, no calientes en exceso para que no se sequen.


Llena con mucha ensalada. Añade lo que más te guste: pollo a la plancha, atún, queso feta, verduras a la plancha, hummus… y sin olvidar una salsa, tahini, mayonesa… Y a disfrutar. ¡Buen provecho!


¿Te ha resultado útil?

¡Haz click en una estrella para votar!

Puntuación promedio 5 / 5. Recuento de votos: 18

¡Sé el primero en votar!

Lamento que este artículo no te haya sido útil

¡Permíteme mejorar este artículo!

¿Cómo puedo mejorar este artículo?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comentarios (4)

Excelente!!! todas tus recetas son muy buenas.
Quisiera solo consultarte algo especial. Si quisiera lograr que un pan como este o unas tortillas pudieran retener su humedad por un buen tiempo, qué debería agregar a la receta?? o es algo difícil?? digo como para que con el tiempo no se resequen y pierdan su elasticidad, es como para comercializar.

¡Hola Ireneo! Ahí lamentablemente no sé ayudarte. Se suele agregar lecitina para alargar un poco la vida de ciertos productos horneados, pero en ocasiones cambia un poco la textura, y tal como digo, alarga su vida únicamente un poco. No tengo ningún tipo de experiencia con productos que deben aguantar más tiempo. 🙂

bonjour , merci pour la recette mais j ai une difficulté par rapport à la quantité d’eau utilisée 135g est ce que ce n est pas peu , moi ça ne m’a pas suffit pour ce pain j ai du en rajouter presque le double

Bonjour Hanane! Un peu plus d’eau est normal, mais deux fois plus, c’est vraiment beaucoup. Je ne vois qu’une seule raison… Se pourrait-il que vous ayez utilisé de la farine de maïs au lieu de l’amidon de maïs?

Dejar un comentario

Preferencias de privacidad
GLUTENDENCE recoge cierta información no personal en forma de cookies. Aquí puedes desactivarlas, pero atención: puede que la página no se muestre correctamente.