5
(3)
Gyozas sin gluten

¿Conoces las Gyozas, dumplings o EMPANADAS SIN GLUTEN JAPONESAS?

1 hora | 30 Gyozas | Intermedio


¡Te costará creer que estas gyozas, dumplings o EMPANADAS JAPONESAS son sin gluten! Tienen la textura perfecta y se preparan con pocos ingredientes y sencillos.


Gyozas sin glutenMe encanta la comida asiática. Y así como muchas recetas las he seguido haciendo en casa sin problema, ya que se preparan con ingredientes naturales, los dumplings era algo con lo que no me había puesto hasta hace poco.

Pero me he pasado varias semanas viendo gyozas allí donde mirara, así que lo he querido tomar como una señal.

Y la señal era correcta, pues si bien me ha costado varios intentos dar con la textura que recuerdo y solventar todos los fallos que han ido surgiendo, he dado con un resultado del que estoy muy satisfecha.

Muchas veces que “desglutinizo” una receta intento basarme en recetas que ya tengo desarrolladas. En este caso no tenía ninguna receta de pasta, o de dumplings, así que partí de una receta que no tiene nada que ver, pero que ha funcionado de maravilla tras hacer los cambios oportunos, mi receta de tortillas de harina sin gluten.

Las gyozas, o empanadas japonesas recuerdan a la pasta fresca rellena. Pero tienen una textura que los japoneses llaman “mochi”, yo diría de “gominola”.

Se pueden preparar de diversas formas: fritas, al vapor, hervidas… o como te las traigo yo hoy, salteadas con un poquito de aceite y cocinadas después al vapor en la misma sartén.

Se suelen sumergir en una mezcla a partes iguales de salsa de soja (sin gluten en nuestro caso) y vinagre de arroz, y comer de un bocado. Aunque a falta de vinagre de arroz, puedes añadir unas gotas de zumo de lima.

Existen rellenos muy diversos, pero yo te las muestro con un relleno muy común: carne de cerdo y col. Aunque por supuesto puedes buscar otros rellenos en internet.

A tener en cuenta

Si bien el procedimiento es muy sencillo, hay que tener en cuenta un par de detalles para que estas gyozas sin gluten salgan perfectas.

La primera es que el agua a utilizar debe estar muy caliente. Yo la llevo a hervor y la dejo reposar unos 5 o10 minutos antes de añadirla a la mezcla de almidones.

Estira y corta la masa mientras aún está caliente. Y procura cerrar las gyozas lo antes posible. A medida que la masa se va enfriando se va secando, y se agrieta un poquito al doblarla.

Ideal sería que alguien te ayudara a cerrarlas. O también puedes hacer todo el proceso en dos tandas (desde el momento de meclar los almidones con el agua) para tener más tiempo de doblar las gyozas.

Las gyozas se pueden conservar, una vez formadas, un día en el frigorífico, o congelar. Las obleas sin embargo, no se pueden guardar ni congelar porque como acabo de comentar, en cuanto se enfrian no se dejan doblar sin agrietarse.

 

Gyozas sin gluten

Cómo preparar estas gyozas o empanadas sin gluten japonesas

Ingredientes

Para unas 30 gyozas

130 gr. de almidón de maíz
70 gr. de almidón de tapioca
4 gr. de goma xantana
2 gr. de sal
6 gr. de azúcar
145 gr. de agua muy caliente

 

Para el relleno

200 gr. de carne picada de cerdo
80 gr. de col blanca
1 cebolleta
1 diente de ajo
1 cucharada de jengibre picado
5 gr. de sal

 

Para la salsa

2 cucharadas de salsa de soja sin gluten
2 cucharadas de vinagre de arroz

 

Pasos a seguir

Comienza preparando el relleno. Pica la col muy fina, los trozos deben quedar aproximadamente del tamaño de los trozos de carne picada.


Coloca en un tazón, añade la sal del relleno, remueve, y deja reposar media hora para que la col suelte su agua. Pasada media hora, coloca sobre un paño limpio, y aprieta para extraer todo el agua posible.


Pica la cebolleta muy fina, tanto la parte verde como la blanca. Pica también el jengibre y el ajo muy finos.


En un recipiente suficientemente grande, añade la carne picada, la col escurrida, la cebolleta, el ajo y el jengibre. Amasa con las manos hasta que se mezcle todo muy bien. Reserva.


Prepara los discos de masa

En un tazón mezcla los almidones, la goma xantana, el azúcar y la sal. Remueve para que se integren.


Ahora añade el agua, que debe estar MUY caliente. Yo la llevo a hervor y la dejo enfriar 5 o 10 minutos. Riega por encima de la mezcla de almidones y mezcla rápidamente con una cuchara.


Una vez que no puedas mezclar con la cuchara, mezcla con la mano hasta que la masa absorba todos los ingredientes secos.


Ahora amasa unos minutos sobre la mesa sin enharinar, hasta que tengas una masa lisa que no se rompe al estirarla.


Una vez que la masa esté lista, espolvorea una cantidad mínima de almidón en la mesa y estira una porción de masa hasta que tenga aproximadamente 1 milímetro de grosor.


Corta círculos de 7 u 8 centimentros de diámetro y ve colocándolos sobre la mesa espolvoreada ligerisimamente con almidón.

NOTA: La masa es bastante extensible, lo mejor es que te ayudes de una espátula para despegarlas. Si se estiran demasiado es que están aún algo calientes, déjalas enfriar un poco antes de despegarlas mientras que vas estirando otro trozo de masa.


Junta los recortes, amásalos un poco y corta más discos de masa. Deberías obtener unos 30.


Con ayuda de dos cucharillas coloca bolitas de relleno sobre cada una de los discos de masa.


Sin esperar, comienza a cerrar las empanadillas. Dóblalas por la mitad y con el dedo mojado aplana un poco el relleno, de forma que quede el borde de la masa libre.


Humedece el borde interior de la masa. Presiona el centro para unir las dos mitades, y ve doblando la masa hacia el centro y apretando para cerrar la gyoza. (En el vídeo ves cómo lo hago yo). Ve colocando las gyozas terminadas sobre una superficie ligeramente espolvoreada con almidón de maíz.

NOTA: Mientras la masa está algo caliente se deja manejar perfectamente sin agrietarse. A medida que se va enfriando se agrieta un poco al intentar hacer los pliegues para cerrar la gyoza. Si te pasa, humedécete los dedos con agua caliente y ve presionando el borde de la gyoza antes de cerrarla.


Cuando tengas todas las gyozas formadas, comienza a calentar una sartén a fuego medio, y añade unas gotas de aceite.

NOTA: es importante que utilices la menor cantidad posible de aceite, ya que después deberás verter agua en la sartén, y si hay demasiado aceite, podría saltar.


Cuando la sartén esté caliente, coloca las gyozas con cuidado, y cocina 1 o 2 minutos, hasta que están ligeramente doradas por la parte de abajo.


En ese momento vierte 1/3 de vaso de agua hirviendo alrededor de las gyozas, y tapa rápidamente con una tapa que ajuste bien. Cocina al vapor unos 5 minutos sin destapar.

NOTA: Si la tapa no cierra bien y el vapor escapa, levanta la tapa pasados un par de minutos y añade un poco más de agua para compensar la que ha escapado.


Pasados 5 minutos las gyozas deberán estar muy brillantes y algunas incluso un poco transparentes.

NOTA: Si no se transparentan puede que la masa sea algo gruesa o que haya faltado algo de agua. Añade un poco más de agua y cocina un minuto más, si les falta cocción quedan algo gomosas.


Retira a un plato y sirve con una mezcla de salsa de soja y de vinagre de arroz. ¡Buen provecho!


¿Te ha resultado útil?

¡Haz click en una estrella para votar!

Puntuación promedio 5 / 5. Recuento de votos: 3

¡Sé el primero en votar!

Lamento que este artículo no te haya sido útil

¡Permíteme mejorar este artículo!

¿Cómo puedo mejorar este artículo?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
Suscríbete
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría saber tu opiniónx
Preferencias de privacidad
GLUTENDENCE recoge cierta información no personal en forma de cookies. Aquí puedes desactivarlas, pero atención: puede que la página no se muestre correctamente.