Scroll Top
4
(5)
Tortas de anís sin gluten

Las mejores TORTAS DE ANÍS SIN GLUTEN estilo Inés Rosales

1 Hora | 10 Tortas | Fácil


Estas TORTAS DE ANÍS SIN GLUTEN son tan parecidas a las tortas Inés Rosales que cuesta creer que sean sin gluten. Son finas y cujientes, se preparan de forma fácil, ¡y están buenísimas!


Tortas de anís sin glutenCómo echaba de menos comerme una buena torta de anís.

Si bien de pequeña no era mucho de dulces tradicionales (por mucho que ahora pueda parecer lo contrario), las tortas de anís me han encantado siempre.

Las artesanas no siempre eran fáciles de conseguir, con frecuencia era un paquete de tortas industriales lo que teminaba en la despensa. Y a excepción de mi madre, no les hacíamos demasiado caso.

Pero cuando aparecían tortas de anís artesanas por casa, literalmente volaban. Ese sabor intenso a anís y esa textura crujiente, casi como de cristal, me encantaban.

Ciertamente es una receta que me ha costado bastante versionar, ya que conseguir una textura crujiente, que no parezca una galleta, pero que tampoco quede dura al morder, ha sido de todo menos fácil.

Pero después de preparar mi coca sin gluten de pimientos, y mis reganás sin gluten tenía un buen punto de partida.

 

Mi receta de tortas de anís sin gluten estilo Inés Rosales

Si bien no publica la receta, la empresa Inés Rosales sí comparte la lista de sus ingredientes. Y salvo un par de modificaciones: añadir canela, pincelar con clara, y obviamente emplear una mezcla de harinas sin gluten, no he alterado la receta en exceso.

Estas tortas no llevan ni polvo de hornear (“levadura” química o Royal), no lo necesitan. El hojaldrado de su interior se produce gracias al aceite que llevan. Algunas recetas lo emplean para abaratar costes, ya que el aceite es obviamente más caro.

Tengo que decir que he hecho infinitas pruebas, y que cambios que parecen insignificantes alteran decisivamente el resultado.

Es decir, no te recomiendo sustituir ni la harina ni el almidón, ya que con otras mezclas las tortas quedan o bien terrosas o bien duras. No digo que no exita posibilidad de sustituirlas, pero yo desde luego no he tenido buena experiencia, pesa a haber hecho muchas pruebas.

Un detalle muy importante para alcanzar la textura adecuada es dejar las tortas muy finas antes de hornearlas, casi translúcidas. De lo contrario la textura queda a medio camino entre torta y galleta.

 

Cómo preparar estas tortas de anís sin gluten estilo Inés Rosales

Ingredientes

Para 10 tortas

50 g de harina de garbanzo *
100 g de almidón de patata *
40 g de azúcar
2 g de goma xantana *
2 g de sal
½ cucharita de canela en polvo (opcional)
1 cucharita de granos de anís (matalahúva)
1 cucharita de semillas de sesamo
40 g de licor de anís
20 g de agua
60 g de aceite de oliva

Aceite para formar las tortas
Clara de huevo (opcional)
Azúcar para cubrir

* En este artículo encuentras una lista de algunas marcas que uso (apartado «Ingredientes»)

 

PASOS A SEGUIR

Mezcla todos los ingredientes secos en un recipiente y remueve para que se repartan muy bien.


Añade el agua, el licor de anís y el aceite. Remueve nuevamente hasta que se integre todo y sigue removiendo un minuto o dos para homogeneizar la masa. Puedes hacerlo a mano o con la cuchara.

NOTA: En esta receta empleo licor de anís. Si empleas esencia de anís, que es más concentrada, deberás reducir la cantidad y compensar la falta de líquido añadiendo más agua. No puedo dar cantidades exactas ya que la intensidad del sabor dependerá de la marca utilizada.


Engrásate las manos y forma una bola con la masa. Divide en 10 porciones y forma bolas con ellas.


Para estirar las tortas puedes presionar cada una de las bolas entre dos trozos de film plástico de cocina o una bolsa para congelados cortada. Ayúdate de un objeto de fondo plano.


Coloca 4 tortas sobre un pliego de papel de hornear (si es desechable, engrasa ligeramente ahí donde irán las tortas) y temina de estirar presionando con las manos.

NOTA: No coloques más de 4 tortas por bandeja ya que debes estirarlas mucho. Deben quedar bien finas, casi translúcidas, para que después queden crujientes.


Pincela la superficie con clara de huevo batida (esto es opcional, si no puedes consumir huevo omite este paso), y cubre con azúcar.


Calienta el horno a 200ºC y cuando esté caliente introduce la primera bandeja a altura media. Hornea 8-10 minutos a 200ºC con calor arriba y abajo.

NOTA I: Las tortas se dorarán seguramente de forma escalonada. Transcurridos 8 minutos controla cómo están de doradas y si es necesario retira las primeras de la bandeja y hornea el resto un poco más. No las dores demasiado para que no amarguen.

NOTA II: No te recomiendo hornear varias bandejas al mismo tiempo salvo que tengas mucho control de tu horno, precísamente porque debes controlar que ninguna se queme.


Una vez doradas retira del horno y deja enfriar completamente para que endurezcan y se pongan crujientes. Una vez frías guarda en una caja hermética hasta el momento de disfrutarlas. ¡Buen provecho!


¿Te ha resultado útil?

¡Haz click en una estrella para votar!

Puntuación promedio 4 / 5. Recuento de votos: 5

¡Sé el primero en votar!

Lamento que este artículo no te haya sido útil

¡Permíteme mejorar este artículo!

¿Cómo puedo mejorar este artículo?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Dejar un comentario

Preferencias de privacidad
GLUTENDENCE recoge cierta información no personal en forma de cookies. Aquí puedes desactivarlas, pero atención: puede que la página no se muestre correctamente.