Scroll Top
5
(2)
Masa brick sin gluten

PASTA FILO o BRICK SIN GLUTEN ¡Increíblemente fina!

30 minutos | 10 láminas | Intermedio


Descubre cómo preparar una PASTA FILO o PASTA BRICK SIN GLUTEN super fina y super resistente. Se prepara además de forma sencillísima y con pocos ingredientes. ¡No pierdas detalle!


Masa brick sin glutenRecuerdo perfectamente que lo último que comí con gluten antes de ser diagnosticada y renunciar al gluten para siempre fue baklava. Un dulce típico de oriente medio a base de frutos secos, miel y finísimas hojas de masa filo. Si es de buena calidad es simplemente increíble.

Me he acostumbrado a ver baklava en los escaparates de las muchísimas tiendas de alimentación turca que hay en Berlín sin sentir ganas de comerlo. Pero ha costado.

Y aunque siempre he querido preparar una versión sin gluten de pasta o masa filo y brick, lo he ido postponiendo, consciente de la dificultad que conlleva preparar una masa tan fina sin gluten.

Si bien son parecidas, en realidad masa filo y masa brick son distintas, su origen es distinto. La masa filo procede de oriente medio, y la masa brick del norte de África. Su empleo es también diferente.

Y ciertamente el método que describo es el empleado normalmente para preparar masa brick, pero añadiendo menos masa se pueden preparar también finísimas láminas de pasta o masa filo.

Mi receta de pasta filo o pasta brick

Si bien estoy muy contenta con el resultado, advierto que esta masa tiene sus limitaciones. Ciertamente sigo investigando la forma de obtener mejores resultados, pero como punto de partida me parece mucho más que aceptable por lo que quería compartirlo.

Esta masa da mejores resultados en recetas fritas: rollitos, samosas… En recetas al horno hay que hacer modificaciones con respecto a las recetas con gluten para obtener resultado similares. Además es necesario dorar la masa muy bien para que quede crujiente.

Ya iré compartiendo recetas al horno con esta masa, explicando los detalles.

Es importante además que emplées las láminas tan pronto como estén hechas, ya que en el trascurso de las horas van perdiendo elasticidad, y aunque se dejan enrollar, se terminan rompiendo.

He probado a sustituir la goma xantana por la misma cantidad de psyllium husk y en un principio no hay problema, las láminas se dejan formar bien, pero ciertamente no quedan tan finas.

Y aunque la preparación en sí es muy facil, tal como te comento al comienzo del paso a paso, es muy recomendable que veas el vídeo, ya que son bastantes los detalles a tener en cuenta para que salgan correctamente.

Cómo preparar esta pasta brick o pasta filo sin gluten

Ingredientes

Para unas 10 láminas

75 g de almidón de maíz
25 g de almidón de patata*
1,5 g de goma xantana*
1 g de sal
2 g de azúcar
200 g de agua

* En este artículo encuentras una lista de algunas marcas que uso (apartado «Ingredientes»)

 

PASOS A SEGUIR

NOTA: Aunque aquí te describa el paso a paso, se trata de una receta en la que recomiendo encarecidamente ver el vídeo para que salga correctamente.

Mezcla todos los ingredientes en un vaso de batidora. Bate hasta que tengas una masa sin grumos. Si no dispones de batidora, bate con unas varillas y tamiza la masa con un colador para deshacer los posibles grumos.


Calienta agua a fuego medio-alto en una sartén o cazo amplios (Yo empleo la posición 6 de las 9 que tiene mi cocina), y coloca encima una sartén antiadherente que encaje bien.


Cuando el agua hierva, pasa un papel ligeramente engrasado por la superficie de la sartén. La superficie no debe quedar grasienta.

NOTA: si tu sartén es perfectamente antiadherente posiblemente no necesites engrasar. Pero por las dudas engrasa al preparar las primeras láminas.


Cuando el agua de la sartén de abajo hierva, y no antes, pinta una capa fina de masa con ayuda de una brocha de cocina. Comienza por los bordes y ve llegando hasta el centro. (Insisto, conviene que veas el vídeo para ver la consistencia de la masa, y la cantidad que yo empleo). Verás que a medida que pincelas la masa se va volviendo transparente.

NOTA I: Para preparar láminas finísimas para baklava, basta con una capa. Para usar las láminas para envolver relleno y preparar saquitos, o rollos pincela una segunda vez. Y si los rollitos son fritos puede que tengas que pincelar una tercera capa o al menos añadir más masa donde queden huecos.

NOTA II: Si notas que la masa no se vuelve transparente casi de inmediato, se queda blanquecina y se cuartea, quiere decir que al sartén no está suficientemente caliente. Sube el fuego si es necesario.


Cuando la masa vaya perdiendo transparencia y empiece a volverse blanquecina de nuevo (Esto sucederá relativamente rápido ya que las láminas son muy finas) comienza a despejar los bordes con una espátula de borde fino. Deberían despegarse sin problemas.


Sujeta el borde y ve despegando la lámina con cuidado, que debería salir entera y sin romperse. Si se rompe puede deberse a que la has tenido demasiado al fuego, en ese caso está dura, o que han quedado partes crudas, en ese caso la masa está muy blanda.

NOTA: Para despegar la lámina es conveniente que retires la sartén brevemente del fuego, para no quemarte. Coloca la sartén sobre un paño que recoja el agua que tiene en el fondo. Sólo si tienes las manos acostumbradas al calor, o si solo has pincelado una capa de masa (desprende menos vapor) puedes intentar despegarla sin retirar la sartén del fuego.


Coloca la lámina en un plato con la parte que había estado en contacto con la sartén hacia arriba, para que pierda un poco de humedad mientras preparas la siguiente.

NOTA: No es necesario que las cubras, ya que el vapor que desprende cada lámina que apilas las mantiene hidratadas. Y si las has preparado correctamente tampoco es necesario que las separes, ya que no deberían pegarse. Se adhieren un poco pero se separan sin dificultad. Sólo si has pincelado una sola capa de masa puede que se adhieran algo más, en ese caso deja que se sequen un poco antes de apilarlas.


Si es necesario pasa el papel engrasado antes de preparar la siguiente. Bien para engrasar, bien para retirar posibles restos de la anterior.


IMPORTANTE: Emplea directamente en la receta de tu elección ya que con el paso de las horas se vuelven menos flexibles y podrían romperse al doblarlas. ¡Buen provecho!

 

Masa brick sin gluten


¿Te ha resultado útil?

¡Haz click en una estrella para votar!

Puntuación promedio 5 / 5. Recuento de votos: 2

¡Sé el primero en votar!

Lamento que este artículo no te haya sido útil

¡Permíteme mejorar este artículo!

¿Cómo puedo mejorar este artículo?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Dejar un comentario

Preferencias de privacidad
GLUTENDENCE recoge cierta información no personal en forma de cookies. Aquí puedes desactivarlas, pero atención: puede que la página no se muestre correctamente.