Scroll Top
5
(1)
Empanadillas de arroz

Masa de EMPANADILLAS con restos de arroz cocido. SIN HARINA Y SIN GLUTEN

40 minutos | 4 Empanadillas | Fácil


Descubre cómo preparar unas deliciosas EMPANADILLAS sin gluten y sin harina. Y es que estas empanadillas se preparan con restos de arroz cocido y semillas molidas. No sólo son fáciles de preparar y con muy pocos ingredientes naturales. ¡Además están buenísimas!


Empanadillas de arrozRecetas como la que te traigo hoy son las que más me divierten. Esas que se preparan con muy pocos ingredientes, y que viendo el resultado cuesta adivinar de qué están hechas.

Últimamente he compartido varias de estas recetas contigo, como estas tortillas para tacos preparadas con plátano macho, este bizcocho de chocolate de dos ingredientes y sin harina, o estos donuts sin gluten y sin harina.

Y lo cierto es que llevaba haciendo pruebas de masa de empanadillas con restos de arroz cocido desde que preparé estas arepas de arroz.

Pero tengo que decir que se me ha resistido más de lo que había imaginado en un momento.

Pero por fin te traigo una masa de empanadillas que se maneja de maravilla y que queda crujiente y riquísima al freirla.

Una masa sin harina, sin huevo, sin lacteos, sin maíz y sin sustitutos del gluten.

Mi receta de masa de empanadillas sin gluten preparada con restos de arroz cocido

Tal como te acabo de comentar sido bastantes las pruebas que he hecgo hasta dar con el resultado satisfactorio:

Con arroz solamente la masa se deshace en el aceite ya que contiene demasiada humedad.

Añadiendo una harina de cereal sin gluten queda una masa muy manejable, pero que cae muy pesada en el estómago.

La única alternativa que me ha gustado ha sido añadiendo chía o lino molidos en una cantidad menor de la que se necesita de semillas de girasol. Pero esto oscurece la masa, y si bien, yo no tengo ningún problema, sé que muchos preferís que la masa no quede oscura.

Añadiendo semillas de girasol, almendras o avellanas molidas, la textura queda perfecta y la masa se dora adecuadamente. Si además las tuestas antes de molerlas aportan un sabor riquísimo a la masa.

Cómo preparar esta masa de empanadillas sin gluten con restos de arroz cocido

Ingredientes

Para 4 empanadillas

150 g de arroz cocido
50 g de almendras, avellanas o semillas de girasol molidas
1 pizca de sal

Relleno al gusto
Aceite para freír

 

PASOS A SEGUIR

Tritura el arroz con un pasaspuré o con una procesadora de alimentos. Tritura también las semillas elegidas con un molinillo de café.


Coloca ambos ingredientes en un recipiente suficientemente grande, añade sal al gusto y mezcla muy bien con una cuchara.


Amasa con la cuchara varios minutos para que las semillas molidas se integren perfectamente. La masa será cada vez menos pegajosa.


Cuando tengas una masa homogénea, aceita la superficie ligeramente y forma una bola con ella.


Divide en 4 porciones y con las manos aceitadas forma una bola con cada 1.


Recorta 4 cuadrados de papel de horno de unos 15 centímetros de lado, y engrásalos ligeramente. Coloca cada bola de masa sobre un cuadrado de papel de hornear.


Para estirar una tapa de empanadilla, coloca un trozo de film plástico sobre una bola de masa y presiona con un objeto de fondo plano. No la dejes excesivamente fina, debe tener unos 4 milímetros de grosor.


Coloca el relleno de tu elección sobre cada una de las tapas, y con ayuda del papel de hornear, para que no se te pegue a las manos, dobla la masa. Sin despegar el papel ve presionando el borde con los dedos para sellarlo bien. Asegúrate que no quedan partes sin cerrar.


Calienta aceite en una sartén a fuego medio-alto. El aceite debe cubrir al menos 3 centímetros para que las empanadillas queden cubiertas, se hagan rápidamente y no absorban aceite en exceso.


Cuando el aceite esté caliente engrasate la punta de los dedos para poder manipular las empanadillas sin que se te peguen y ve poniendolas en el aceite. Sepáralas al comienzo con un tenedor porque tenderán a juntarse y a pegarse.


Cuando notes que no se pegan entre sí, da la vuelta para sellar la segunda cara. Esto evitará que la masa se abra para dejar escapar el vapor de dentro.


Vuelve una o dos veces más y frie hasta que estén doradas. Al tener una masa más gruesa que la de las empanadilla normales tardarán algo más en dorarse.


Cuando estén listas saca a un plato cubierto con papel asorbente. Sirve de inmediato. ¡Buen provecho!


¿Te ha resultado útil?

¡Haz click en una estrella para votar!

Puntuación promedio 5 / 5. Recuento de votos: 1

¡Sé el primero en votar!

Lamento que este artículo no te haya sido útil

¡Permíteme mejorar este artículo!

¿Cómo puedo mejorar este artículo?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Dejar un comentario

Preferencias de privacidad
GLUTENDENCE recoge cierta información no personal en forma de cookies. Aquí puedes desactivarlas, pero atención: puede que la página no se muestre correctamente.