Harchas de anís sin gluten
Harchas de anís sin gluten

harchas de anis sin gluten

2 Horas | 6 Harchas | Fácil

GLUTENDENCE te trae un desayuno muy dulce: Harchas de anís sin gluten, hechas con sémola de maiz. Tradicionales de Marruecos, para que viajes sin salir de casa.


.

GLUTENDENCE te trae siempre desayunos sanos, como estos pancakes sin gluten de plátano macho o este tazón de mijo dulce con frutos del bosque. Hoy te presento un desayuno dulce con  sabor a Marruecos: Harchas de anís sin gluten.

Si tan sólo pudieras olerlas… hmmm. La mezcla de vainilla y anís es simplemente maravillosa. Según las preparas ¡perfumas toda la casa!

Las harchas son una especie de galletas de sémola de trigo que se cocinan en una superficie caliente. Son típicas de algunas regiones de Marruecos, donde se sirven con miel para el desayuno o la merienda.

Para traerte esta Glutendencia me he inspirado en esta receta de Cuisinons En Couleurs. He sustiuido la sémola de trigo por sémola de maiz. Y dado que esta tiene una cocción más larga, la he precocido para que no quede cruda.

Por ese mismo motivo, utilizo harina de maiz precocida para enharinar la mesa, ya que la sémola dejaría algunos granos duros al morder. Si no sabes qué es la harina de maiz precocida, te diré que es el ingrediente principal de estas arepas y de estas tortillas para tacos y burritos. Y debería formar parte indispensable de tu despensa sin gluten.

Si no puedes, o no quieres tomar lacteos, puedes sustituir la leche y la mantequilla, por leche vegetal y aceite. Elije aquellos que tengan un sabor neutral para que no tapen el sabor del anís y la vainilla.

Ya que el proceso de cocer y enfriar la polenta es un tanto largo, puedes preparar la masa por la noche, y hacer las harchas por la mañana. También preparar la masa, e ir haciendo las harchas por tandas según las vayas a comer.

Y ahora sí, si he despertado tu curiosidad y tu apetito, ve poniéndote el delantal, ¡que te explico cómo prepararlas!

Harchas de anís sin gluten 2

.


Ingredientes

.

1/2 taza de sémola de maiz no precocida
1 pizca de sal
1/2 taza de agua
1/2 taza de leche
3 cucharadas de azúcar
4 cucharadas de mantequilla derretida
1 sobre de azúcar vainillado
1 cucharada de café de anís en grano
1 cucharada de café de levadura química
Harina de maiz precocida para enharinar la mesa

.


Pasos a seguir

.

  1. Pon en un cazo la sémola, el agua, la leche y la sal y deja cocer a fuego bajo. Remueve regularmente para evitar que se pegue al fondo.
  2. Cuando todo el líquido se haza absorvido, prueba que esté cocida pero con granos un tanto enteros. Si está muy cruda, añade agua en pequeños chorritos hasta que se alcance la consistencia mencionada.
  3. Retira del fuego y añade el azúcar, el azúcar vainillado, la mantequilla y el anís. Mezcla hasta que se integren perfectamente. Deja enfriar.
  4. Enharina una superficie de trabajo con harina de maiz precocida.  Coloca la masa en ella, cubre con un poco más de harina y extiende con un rodillo. Debe quedar un espesor de 1 centímetro o un poco más. Corta circulos de unos 10 cm.
  5. Pon una sartén a calentar a fuego bajo y coloca las harchas en ella. Deja que se hagan despacio a fuego bajo. El maiz está casi cocido, pero necesitan volverse firmes.
  6. Cuando estén doradas por un lado, vuelve y deja que se hagan por el otro. Sabrás que tus harchas de anís están hechas cuando estén doradas por los dos lados.
  7. Sirve con una buena miel, y disfruta como desayuno o merienda. ¡Qué aprovechen!

Si te ha gustado, ¡comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on reddit
Reddit

También te puede interesar:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

¡Comenta!

avatar
  Suscríbete  
Notify of

Preferencias de privacidad
GLUTENDENCE recoge cierta información no personal en forma de cookies. Aquí puedes desactivarlas, pero atención: puede que la página no se muestre correctamente.