Scroll Top
3.9
(8)
Crackers de arroz

CRACKERS de arroz caseros ¡Facilísimos!

Preparación anticipada | Fácil


Si tienes arroz en casa, entonces puedes preparar este aperitivo sin gluten absolutamente adictivo. Y es que estos crackers de arroz son facilísimos de preparar, ¡y riquísimos!


Crackers de arrozSi bien, no soy propensa a viajar en vacaciones hasta la otra punta del planeta, si que tuve la oportunidad de conocer el sudeste asiático hace unos años.

Y tan fascinante como sus paisajes me pareció su comida, preparada con infinidad de verduras fresquísimas.

El alimento saciante básico, como ya imaginarás, es el arroz, que se prepara de todas las formas imaginables. Y una de ellas es precisamente en forma de crackers de arroz, cubiertos en unas ocasiones de una especie de azúcar de palma, y en otras de especias picantes.

Tuve la oportunidad de ver cómo se preparan, ya que la comida, sobre todo en las zonas rurales, se prepara en la calle. Y me parecío un proceso tan simple y tan genial, que volví a casa deseando ponerlo en práctica.

La receta de crackers de arroz

La receta obviamente no es mía. Yo sólo quiero dártela a conocer, y contarte los detalles de importancia para que queden perfectos.

Esta es una actualización del paso a paso que publiqué en 2018. Por entonces me documenté para explicarte el proceso. El paso a paso que te traigo ahora es fruto de mi propia experiencia en éste tiempo.

Lo primero que debes pensar es que éstos son crackers de arroz, crujientes, que aunque se inflan un poco no son como las tortitas de arroz que venden, que parecen de aire.

Sin embargo, que se inflen más o menos depende en gran medida de la variedad de arroz empleada.

En Asia es normal emplear alguna variedad de arroz glutinoso, nombre que no hace referencia a su contenido de gluten, sino a su carácter pegajoso (al igual que, por ejemplo, la palabra aglutinar).

Cuanto más pegajoso sea el arroz, más se inflarán las tortitas.

Aunque puedes emplear arroz para sushi, o arroz aún más glutinoso, te recomiendo practicar con arroz redondo común, más económico. Porque casi con toda seguridad tendrás que probar un par de veces hasta dar con el resultado perfecto.

Si bien, en el paso a paso te cuento la mejor forma de cocer el arroz, puedes aprovechar un resto de arroz cocido que tengas, al igual que hacías para preparar éstas riquísimas arepas de arroz. O estos waffles de arroz sin harina.

Detalles de importancia

Desde mi experiencia hay un par de aspectos muy importantes para que estos crackers queden como deben:

El primero es, tal como te comentaba, elegir una variedad de arroz que sea algo pegajosa, un arroz de grano corto. Los arroces de grano largo (bastami, jazmín…) no son lo suficientemente pegajosos y es posible que los crackers se deshagan a medida que se secan o al freírlos. Además, no se inflarán apenas.

El segundo es, dejar la plancha de arroz suficientemente fina. Las fuentes que consulté en su día mencionaban entre 5 u 8 milímetros. Bajo mi experiencia es mejor dejarla de 3 o 4 milímetros. Si es más gruesa, el centro de los crackers no llega a freírse y queda duro.

El tercero y casi más importante, es la temperatura del aceite. Los crackers deben empezar a inflarse practicamente en el mismo momento que los echas en el aceite. Si el aceite está demasiado frío, no se inflarán suficientemente y quedarán duros.

Pero el aceite tampoco debe estar demasiado caliente por el mismo motivo. Estos crackers de arroz deberían estar listos en unos 15 segundos sin llegar a tomar color. Asi que si se doran, debes reducir la temperatura.

Y ciertamente tendrás que ir bajando el fuego gradualmente desde el comienzo hasta el final. Los crackers no bajan apenas la temperataura del aceite, así que si mantienes el fuego constante, el aceite estará cada vez más caliente. Mi cocina eléctrica tiene 9 posiciones, yo frío el primer cracker en la posición 7 y el último en la 4.

Freír o no freír, esa es la cuestión. Sé que muchos me vais a preguntar si es imprescindible freírlos. Mi respuesta es SI. He probado a inflarlos en la tostadora, y si bien, se dejan morder, quedan más bien duros. El resultado con airfryer será similar al que da la tostadora. Y en el horno definitivamente no saldrán, se tostarán pero quedarán duros.

Cómo preparar estos crackers de arroz

Ingredientes

1 taza de arroz (elige una variedad de grano redondo)
2 tazas de agua
1 pizca de sal
Aceite para freír

 

pasos a seguir

Enjuaga el arroz con agua abundante 1 o 2 veces. No enjuagues hasta que el agua salga clara, ya que una cierta cantidad de almidón libre es beneficiosa para que el arroz se pegue después.


Pon a cocer a fuego medio con las dos tazas de agua y la pizca de sal, aproximadamente 20 minutos. Cuando el agua haya sido absorbida, apaga el fuego, pon la tapa y deja enfriar.


Sobre un pliego de papel de horno pon la mitad del arroz cocido, cubre con film plástico de cocina y presiona con las manos tratando de formar un rectángulo. Asegúrate de que no queda arroz suelto en el borde.


Con ayuda de un rodillo, estira este conglomerado hasta que tenga 3 o 4 milímetros de grosor. No presiones excesivamente si no quieres aplastar los granos. Pero es importante que quede fina para que después al freir los cracker, el interior no quede duro.


Sin levantar el film plástico mejora los bordes con las manos, tratándo nuevamente de que no queden granos de arroz suelto. Haz lo mismo con la otra mitad del arroz.


Coloca ambas planchas de arroz sobre dos bandejas de horno, y seca al sol o en el horno a 50ºC dejando una ranura en la puerta para que escape el vapor. Aproximadamente 50 o 60 minutos.


Si es necesario deja secar más tiempo fuera del horno, simplemente por evaporación natural, hasta que la superficie del arroz no se note pegajosa al tacto, y veas que puedes despegar ligeramente un extremo de la plancha de arroz sin que se rompa.


Con cuidado de no cortar el papel de horno, corta cuadrados de unos 5 centímetros de lado.


Coloca una rejilla sobre la plancha de arroz, y con cuidado da la vuelta de forma que la plancha de arroz quede sobre la rejilla. Quita el papel de hornear con cuidado de no romper la plancha de arroz.


Deja secar completamente, ya sea al sol, o en el horno a 50ºC durante una hora con la puerta ligeramente entreabierta. Transcurrida una hora, no estará completamente seca, pero si lo suficiente para dejar secar a temperatura ambiente sin riesgo de que se estropée.


Cuando los cuadrados se dejen separar, sepáralos (al comienzo quedarán pegados pese a haberlos cortado). Deja secar completamente, hasta que se noten ligeramente transparentes.


Cuando estén completamente secos calienta aceite a fuego medio-alto. El aceite debe cubrir unos 3 centímetros al menos para que los crackers queden cubiertos cuanto se expandan, ya que en ocasiones se curvan y quedan partes fuera del aceite.


Cuando el aceite esté suficientemente caliente (al introducir un palito de madera, éste debe burbujear inmediatamente) añade el primer cracker.

IMPORTANTE: Para que los cracker queden crujientes y no duros es imprescindible que el aceite esté suficientemente caliente, es decir, que los crackers se expandan tras pocos segundos. Pero no tan caliente que se quemen.

Los crackers deberían estár inflados y listos tras aproximadamente 15 segundos, pero sin tomar apenas color. Si tardan en inflarse, sube el fuego. Si se doran mucho, bájalo. Y con toda seguridad deberás bajarlo progresivamente desde que fríes el primer cracker hasta que fríes el último. Y es que si mantienes el fuego constante, el aceite se irá calentando cada vez más.


Añade los crackers de dos en dos como mucho, al comienzo se irán al fondo. En cuanto comiencen a inflarse y suban a la superficie, presionalos hacia el fondo para que queden completamente csumergidos y no queden partes sin freír y duras.


Retíralos tras aproximadamente 15 segundos y coloca sobre un plato cubierto con papel absorbente.


Consume preferiblemente tan pronto como se enfríen , o conserva un día en una caja u tupper bien cerrado. ¡Buen provecho!


¿Te ha resultado útil?

¡Haz click en una estrella para votar!

Puntuación promedio 3.9 / 5. Recuento de votos: 8

¡Sé el primero en votar!

Lamento que este artículo no te haya sido útil

¡Permíteme mejorar este artículo!

¿Cómo puedo mejorar este artículo?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comentarios (5)

Soraya Gómez Fernandez

Que interesante. ¿Esta forma de deshidratación serviría para deshidratar frutas, verduras, semillas, frutos secos,etc. a falta de deshidratador?
¿La forma de hacer las tortas comerciales es así (cocer, secar y freír)?

Hola. Hace rato que busco esta receta!! Crees que si las tiesto al horno en vez de freírlas, no se inflaran? No es por el hecho de freír, es que casi no frío nada porque el aceite está muy caro 😅

¡Hola Leticia!

Yo intenté hacerlas en la tostadora por el mismo motivo, y aunque se inflaron un poco el arroz quedó más bien durito. Creo que hace falta mucho calor de golpe para que el arroz se infle y no sé si se conseguiría con el horno.

Tiene una pinta excelente, creo que las voy a hacer siguiendo tus instrucciones. Una pregunta ¿como coge la sal cuando se cocina al vapor. Gracias

¡Hola Juan!

¡muy acertada tu pregunta! Me he olvidado de ponerlo en la descripción.

Lo puedes hacer de dos maneras según cómo de saladas las quieras. Si sólo quieres una pizca de sal para que se les quite el sabor «a nada» que tiene el arroz, añádela después del remojo. Si las quieres más sabrosas, espolvoréala después de fritas. Después de fritas puedes añadir también especias, parmesano en polvo…

¡Un saludo!

Dejar un comentario

Preferencias de privacidad
GLUTENDENCE recoge cierta información no personal en forma de cookies. Aquí puedes desactivarlas, pero atención: puede que la página no se muestre correctamente.