Scroll Top
5
(4)
Crackers de semillas sin gluten

Los crackers de semillas más fáciles y deliciosos

60 Minutos | 30 crackers | Fácil


Descubre como preparar estos CRACKERS SALUDABLES con semillas. No sólo son sencillísimos de preparar y con INGREDIENTES NATURALES. Además con MUY VERSÁTILES, ¡y están BUENÍSIMOS!


Crackers de semillas sin glutenYo no soy persona de picar entre horas. Pero si preparo estos crackers, caen unos cuantos cada vez que entro a la cocina. Tenga hambre o no.

Y es que están buenísimos: Crujientes, tostaditos… Absolutamente irresistibles.

Y lo mejor de todo es que se pueden comer sin miramientos. Ya que son realmente sanos, y vienen cargados de nutrientes. Y es que estos crackers se preparan con semillas y harina de garbanzo.

La idea se me ocurrió después de preparar mi pan de semillas sin gluten. Ya que la forma en la que más me gusta es cortado en rebanadas muy finitas y tostado.

Y ciertamente mi intución no me falló, porque estos crackers saben incluso mejor.

Quiso la casualidad que cuando los preparé la última vez, tuviera también preparada mi crema de pimientos y nueces. La combinación de ambos es simplemente increíble.

Así que ya que enciendes el horno, te recomiendo aprovechar y asar unos pimientos para preparar la crema también.

Ésta receta de crackers de semillas

Aunque vayamos a hornear los craquers, es conveniente hornear previamente las semillas para hacerlas más digestivas y eliminar los antinutrientes.

Cuando publiqué mi receta de pan de semillas, me preguntábas si es posible remojar las semillas en lugar de tostarlas.

Aunque remojarlas también las hace más digestivas y elimina los antinutrientes, en ésta receta es contraproducente. Remojarlas las hidrata, y para que los cracekrs queden crujientes, debemos eliminar toda la humedad posible.

Además, tostar las semillas realza mucho el sabor.

Tengo que decir que me “he apropiado” de una idea que me dabas en mi vídeo de pan de semillas: moler las semillas de lino. Y es que es cierto que las semillas de lino son bastante presentes al morder.

Pero es que molerlas, permite además prescindir del psyllium husk, ya que se hidratan más rápidamente y en su totalidad.

Si bien yo utilizo semillas de varios tipos, no es necesario que las emplees todas. Las semillas de sésamo, calabaza y girasol son intercambiables entre sí.

Al igual que las semillas de chía y lino. Si sustituyes el lino por chía, te recomiendo también molerla.

Cómo preparar estos crackers de semillas

Ingredientes

75 g de semillas de girasol
75 g de semillas de calabaza
50 g de semillas de sésamo
30 g de semillas de chía
30 g de semillas de lino molidas
50 g de harina de garbanzo
5 g de sal
150 g de agua

 

Pasos a seguir

Comienza tostando las semillas de sésamo, girasol y calabaza. Extiende sobre una bandeja de horno y hornea unos 10-15 minutos a 180ºC con calor arriba y abajo. Hasta que adquieren un ligero color dorado. Pero sin excederte para que después no se quemen.


Una vez que las saques del horno, transfierelas a un cuenco, pero evitar que se quemen con el calor residual de la bandeja.


Muele el lino con un molinillo de café. Si no dispones de él, no hay problema, emplea las semillas enteras.


Cuando estén tibias añade el resto de los ingredientes secos y remueve para que se mezclen bien.


Añade el agua y remueve igualmente, para que se hidrate toda la mezcla.


Cuando no queden partes secas, deja la masa reposar media hora para que la masa se vuelva firme.

NOTA: Si has añadido las semillas de lino enteras, deberás esperar probablemente una hora, ya que las semillas enteras tardan más en hidratarse.


Cuando la masa se vuelva firme estírala sobre papel de horno. Corta dos trozos de papel de hornear, engrasalos ligeramente y coloca sobre cada uno la mitad de la masa.

NOTA: aunque creas que puedes estirar toda la masa junta y hornear en una sola placa de horno, divídela en dos. Los bordes se tuestan antes que el centro, y cuanto más extendida esté, mayor será la diferencia. Los bordes se quemarían y el centro no llegaría a tostarse.


Cubre con film plástico de cocina o con otro trozo de papel de hornear y estira la masa todo lo fina que puedas. Puedes comenzar apretando con las manos y continuar después con el rodillo. Cuando no puedas extender más sin romper las semillas de calabaza, continúa extendiendo un poco con las manos.

NOTA: Asegúrate que los bordes quedan del mismo grosor, y que no quedan semillas sueltas, para que los bordes no se quemen ni se desmiguen al salir del horno.


Calienta el horno a 200ºC y cuando esté caliente introduce las dos bandeja lo más centradas posibles. Hornea 10 minutos con calor arriba y abajo.


Transcurridos 10 minutos, saca las bandejas y cierra la puerta del horno para que no se enfríe. Con ayuda de una cortapasta o un cuchillo afilado, corta los crackers del tamaño que prefieras, llevando cuidado de no cortar el papel de horno.


Vuelve a introducir en el horno y hornea 20 minutos más.


Pasado ese tiempo, comprueba si están suficientemente dorados. Siu fuese necesario alarga un poco el horneado.

NOTA: Si alargas el horneao comprueba cada minuto si están suficientemente tostados. En éste momento tienen muy poco humedad, y un minuto puede marcar la diferencia entre tostados y quemados. Así que no descuides el horno.


Apaga el horno, retira las bandejas y deja enfriar sobre una rejilla. En el momento que esté fríos guarda en una caja bien cerrados hasta el momento de consumir. ¡Buen provecho!


¿Te ha resultado útil?

¡Haz click en una estrella para votar!

Puntuación promedio 5 / 5. Recuento de votos: 4

¡Sé el primero en votar!

Lamento que este artículo no te haya sido útil

¡Permíteme mejorar este artículo!

¿Cómo puedo mejorar este artículo?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Dejar un comentario

Preferencias de privacidad
GLUTENDENCE recoge cierta información no personal en forma de cookies. Aquí puedes desactivarlas, pero atención: puede que la página no se muestre correctamente.