Pizza sin gluten hecha en sartén con harina de garbanzo

Pizza sin gluten hecha en sartén

Listo en : 20 minutos | Raciones: 1 Persona | Dificultad: Fácil


Esta pizza hecha en sartén con harina de garbanzo es una opción sin gluten fácil y saludable que satisfacerá cualquier anojo pizzero.


.

Esta pizza sin gluten hecha en sartén es una receta que debes poner en práctica sin falta. Es fácil y rápida de preparar, económica, saludable y está buenísima. ¿necesitas más motivos?

Si no tienes horno para preparar pizzas no hay problema. Tal como pone en el título, esta se prepara en la sartén y en menos de 15 minutos está lista. Así que te puede arreglar una cena en menos de lo que se prepara una pizza congelada. Y es sin duda una opción realmente asequible para quien no puede consumir gluten, que satisfacerá los antojos pizzeros de los presupuestos más ajustados.

Es perfecta si a tí o a tus hijos os cuesta comer legumbres. Y es que esta pizza está hecha ni nada más ni nada menos que con harina de garbanzo. Si, has leído bien, de garbanzo, nada de mezclas comerciales.

Antes las legumbres estaban presentes en la mesa todas las semanas. Hoy por hoy, con las prisas y los nuevos hábitos alimentarios son cada vez menos frecuentes. Y aunque el hummus es cada vez más común, no te organiza una comida completa.

Hace un tiempo se puso de moda la soja como si fuese un alimento milagroso. Pero igual de saludables son las legumbres de cultivo local: garbanzos, lentejas, alubias… Y no provocan reacciones cruzadas como la soja en personas con sensibilidad al gluten. Por no decir, que consumir alimentos locales debería ser la norma y no la excepción.

El garbanzo aporta cantidades nada despreciables de Vitamina A, de vitaminas del grupo B, C, E y K. También minerales esenciales como calcio, magnesio, fósforo, hierro, zinc, cobre y manganeso. Nada mal, ¿verdad? (Fuente: naehrwertrechner.de)

«¡Pero engordan un montón!» En absoluto, salvo que los acompañes de medio kilo de tocino, te ayudarán incluso a mantener un peso saludable. Son una buena fuente de proteínas de origen vegetal, con lo que además de ser un alimento muy completo, te saciarán durante horas. Y tienen 12 gramos de fibra por cada 100 gramos de alimento seco, que harán más ágil tu transito intestinal.

Quienes hoy por hoy no paran de hablar de «super alimentos» parece que pensaran que la rueda se acaba de inventar. Superalimentos nos ponían nuestras abuelas en la mesa. Y venían en cantidades abundantes, no en paquetes minúsculos con precios desorbitados.

Hala, que si con todo esto no te he convencido de probar esta pizza no lo haré con nada.

Eso sí, aunque está buenísima no esperes la consistencia de la masa de pizza convencional. Si quieres una pizza sin gluten que realmente se parece a las pizzas hechas con harina de trigo entonces deberás probar esta otra:

Pizza sin gluten ¡Y sin mezclas comerciales!

¡Que aproveche!

.


Otros enlaces de interés:

Proteínas de reacción cruzada

.

.

Cómo preparar tu pizza sin gluten hecha en sartén

.

Pizza de harina de garbanzo hecha en sartén

.


Ingredientes

.

1 huevo
50 gramos de harina de garbanzo
20 gramos de almidón de maíz
2 cucharadas de aceite
1 pellizco de sal
Agua

.
Para poner encima

.
Salsa de tomate
Mozarella
Bacon, atún, champiñones,peperoni…
Sal
Hierbas (Opcional)

.


Pasos a seguir

.

  1. Mezcla la harina de garbanzo, con el almidón de maíz, el huevo y la sal. Ve añadiendo chorritos de agua hasta que la mezcla tenga la consistencia de una masa de pancakes espesa.
  2. Calienta una sartén antiahderente a fuego medio y añade un chorrito de aceite. Embadurna bien el fondo dela sartén y elimina el sobrante con papel de cocina.
  3. Baja el fuego, añade la mezcla y extiende bien en la sartén. Deja cocinar unos minutos a fuego lento hasta que empiece a cuajar.
  4. Añade el resto de ingredientes sin demorarte mucho para que la masa no se queme: la salsa de tomate, encima bacon, jamón, brócoli… lo que más te guste. Pon encima la mozzarela y añade un poco de sal si los ingredientes añadidos no tienen. Añade orégano o las hierbas que te gusten y ponle una tapa a la sartén.
  5. Tras unos minutos, cuando la mozzarella se haya derretido, apaga la sartén y sirve. Si quieres, puedes poner rúcola fresca encima. Ahora sí, armate de cuchillo y tenedor, y ¡buen provecho!

¿Te ha resultado útil?

¡Haz click en una estrella para votar!

Average rating / 5. Recuento de votos:

Ya que has encontrado este artículo útil

¡Sígueme en los medios!


Escribe un comentario

author
Por Glutendence