Scroll Top
0
(0)
Galletas de amaranto y plátano

Galletas de amaranto y plátano ¡SÓLO 2 INGREDIENTES!

1 Hora | 16 galletas | Fácil


Descubre cómo preparar estas galletas saludables SIN GLUTEN, SIN LÁCTEOS, SIN HUEVOS, SIN AZÚCAR Y SIN GRASA. Y es que estas deliciosas galletas de amaranto y plátano se preparan con tan sólo 2 ingredientes. ¡No te las pierdas!


Galletas de amaranto y plátanoTengo que decir que no sabía muy bien qué esperar la primera vez que preparé estas galletas. Y es que no se trata de ninguna invención mía, existen numerosas recetas de galletas de amaranto.

Pero lo cierto es que en ésta receta los detalles son de gran importancia: un cambio mínimo cambia mucho el resultado. Detalles que muchas receta no cuentan.

Si bien, las recetas que yo había consultado se parecen más a las cookies blanditas, esta galletas de amaranto y plátano que te traigo son realmente crujientes, con un riquísimo sabor malteado.

Ciertamente se nota que llevan plátano, pero no saben como saben normalmente los dulces que lo llevan, tienen un sabor tostado riquísimo. Además de una textura difícil de describir, tendrás que probarlas para entenderlo.

Si te gustan los dulces saludables y sin azúcar no te pierdas tampoco este brownie sin gluten, lactosa, azúcar ni huevos.

Mi receta de galletas de amaranto y plátano

Tal como comentaba, recetas de galletas de amaranto y plátano hay muchas.

La primera peculiaridad de éstas es que no llevan más que amaranto y plátano. Es decir, se preparan sin lacteos, sin huevos y sin azúcar. Y por supuesto, son sin gluten.

La segunda peculiaridad es su textura crujientísima, y para conseguirla es necesario que las estires bien finas. De lo contrario, quedará el interior húmedo y las galletas se ablandarán en pocas horas.

Otro detalle de importancia es el horneado. Una vez que se vayan acercando los 20 minutos debes comprobar cada poco tiempo si las galletas se han dorado y retirar las que ya estén hechas para evitar que se quemen.

Deben quedar bien tostadas para que adquieran un sabor malteado, pero no en exceso para que no amarguen.

Cómo preparar estas galletas de amaranto y plátano

Ingredientes

Para 16 galletas

80-90 g amaranto inflado*

150 g de plátano

 

*A continuación te explico cómo prepararlo a partir de granos de amaranto crudos

 

PASOS A SEGUIR

Para inflar el amaranto:

Calienta una sartén de fondo grueso a fuego medio-alto. (Yo pongo mi cocina en la posición 7 de las 9 que tiene). Y dale tiempo a que se caliente bien, ya que es la única manera de que el amaranto estalle correctamente.

NOTA: Tiene que ser una sartén de fondo grueso para que no se deforme con el calor.


Comprueba la temperatura añadiendo unos granitos. Si la temperatura es la adecuada estos estallarán tras pocos segundos.


Cuando esto suceda, retíralos y añade un poco de amaranto. No añadas demasiado, todo el grano debe estar en contacto con la sartén. Tapa rápidamente y agita la sartén un poco para que todo el grano se reparta bien. Si la temperatura es la correcta el grano estallará a los pocos segundos.


Agita un par de veces la sartén y verás que los estallidos aumentan cuando lo haces. En el momento que apenas estallen los granos pese a moverla, retira el amaranto a un tazón. Continúa haciendo lo mismo hasta inflar todo el amaranto.

NOTA: Yo suelo inflar una taza de amaranto de una vez ya que se conserva bien un par de semanas si se guarda bien cerrado. Con esa cantidad alcanza aproximadamente para preparar las galletas dos veces.


Prepara las galletas de amaranto y plátano:

Pela un plátano y pésalo, ya que la cantidad de amaranto a emplear depende del peso del plátano pelado.

NOTA: Emplea un plátano bien maduro, ya que aporata más humedad y es más fácil de triturar.


Pisa con un tenedor hasta tener una crema sin trozos. Transfiere a un recipiente grande.


Añade unos 80-90 gramos de amaranto inflado por cada 150 gramos de plátano machacado. Comienza con la cantidad menor y ve añadiendo más si la masa lo pide.


Mezcla con una cuchara o espátula hasta que se integre perfectamente. Si la masa es muy blandita, añade más amaranto inflado poco a poco y ve integrando hasta tener una masa manejable pero sin grietas.


Divide en porciones: yo hago 16.


Toma dos pliegos de papel de hornear y engrasa allí donde irán las galletas.

NOTA: engrasa únicamente donde irán las galletas para evitar que el resto del aceite se queme en el horno y humée.


Coloca las porciones sobre el papel engrasado,cubre con film de cocina o con una bolsa de congelar cortada que habrás engrasado ligeramente y con un objeto de fondo plano presiona hasta tener unas galletas bien finas.

NOTA: Si las dejas algo gruesas el centro quedará algo húmedo después de hornearlo y las galletas se ablandarán en el transcurso de pocas horas. Así que procura dejarlas bien finas.


Calienta el horno a 180ºC y cuando esté bien caliente introduce ambas bandejas a altura media y hornea unos 20 minutos con calor arriba y abajo.


Cuando hayan transcurrido algo menos de 20 minutos comienza a comprobar como están de tostadas, y si es necesario retira las que estén listas y sigue horneando las demás. Ve haciendo esta comprobación cada minuto o dos ya que una vez que empiezan a dorarse lo hacen muy rápido.


Cuando las retires del horno coloca directamente sobre un plato o rejilla para que no se quemen con el calor que aún le queda a la bandeja.


Guarda bien cerradas hasta el momento de consumirlas. ¡Buen provecho!

 


¿Te ha resultado útil?

¡Haz click en una estrella para votar!

Puntuación promedio 0 / 5. Recuento de votos: 0

¡Sé el primero en votar!

Lamento que este artículo no te haya sido útil

¡Permíteme mejorar este artículo!

¿Cómo puedo mejorar este artículo?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Dejar un comentario

Preferencias de privacidad
GLUTENDENCE recoge cierta información no personal en forma de cookies. Aquí puedes desactivarlas, pero atención: puede que la página no se muestre correctamente.