Tortitas de arroz caseras

Listo en : 24 horas | Raciones: 25 Tortitas | Dificultad: Fácil


«Tortitas de arroz caseras», o «el riesgo de probar una y no parar hasta dejar el plato vacío». ¡Absolutamente adictivas!


.

Hace unos meses estuve viajando por Laos y Vietnam con mi otra mitad, y me quedé maravillada con la comida. Absolutamente diferente a la comida asiática que conocemos en occidente. Delicada, especiada, llena de matices y con toneladas de hierbas frescas. Ya te mostré algunas fotos en mi cuenta de instagram @glutendence.

Me sorprendió también que muchos de los tentempié que se podían encontrar en los quioscos eran sin gluten, caseros y por tanto fáciles de repetir en casa. Si tuviese que elegir uno para volver a probarlo ahora mismo, tengo claro que serían las tortitas de arroz.

En Laos se encuentran en forma de rosca del tamaño de un plato, bien tostaditas y con azúcar (¿de palma?) por encima. En Vietnam en forma de rectángulos cubiertos de una salsa picante y hierbas.

.

Tortitas de arroz de Laos
Tortitas de arroz de Laos
Tortitas de arroz vietnamitas
Tortitas de arroz de Vietnam

.

Desde que volví tenía pendiente intentar hacerlas en casa, ¡y es más fácil de lo que pensaba! Mi única frustración es que no se dejan hacer fácilmente en la tostadora como quería. Puedes intentarlo, te saldrán, pero cuenta con que una punta se te quemará y otra se quedará sin inflar.

Al final he terminado por freírlas como se hace en Asia, pero ¿sabes qué? no absorben apenas aceite. Cuando terminé de freírlas seguía casi todo el aceite en la sartén. Así que no tengas remordimientos si te comes unas cuantas de golpe (¡que lo harás!).

Un detalle a tener en cuenta es el arroz a emplear. Laos es el primer productor mundial de arroz glutinoso que es precisamente el que se emplea para hacerlas. Pero que el nombre no te lleve a engaño, no contiene gluten. El nombre se debe a que una vez cocido es pegajosísimo. Es por eso que las tortitas no se deshacen.

La receta que he seguido, ya que hoy no estoy inventando nada nuevo sino aprendiendo de otros, es esta de simplyafoodblog. Ella comenta que se podría hacer únicamente con arroz normal. Me queda pendiente probar y contarte si es así. Pero si no consigues arroz glutinoso, intenta al menos conseguir arroz para sushi.

Y poco más que contar, ¡vamos a ello!

.

Cómo preparar tortitas de arroz caseras

.

Tortitas de arroz secas
Tortitas de arroz una vez secas
Tortitas de arroz caseras
Tortitas de arroz caseras una vez fritas
Tortitas de arroz en tostadora
Tortitas de arroz en tostadora. Es bastante difícil conseguir un tostado homogéneo.

.


Ingredientes

.

  • 1 taza de arroz glutinoso
  • 1 taza de arroz redondo
  • Sal
  • Aceite para freír

.


Pasos a seguir

.

Prepara las tortitas

.

  1. Deja el arroz en remojo varias horas y lávalo varias veces antes de cocerlo. El motivo te lo cuento aquí (Enlace)
  2. Cocínalo al vapor, o cuécelo con la cantidad mínima de agua. Queremos que el arroz conserve su forma.
  3. Cubre una bandeja de horno con papel de hornear y unta éste con aceite. Una vez cocido el arroz extiéndelo en la bandeja y aplana con una espátula. Debe quedar entre medio centímetro y un centímetro de grueso.
  4. Con cuidado de no romper el papel de horno corta en cuadrados de unos 5 centímetros de lado.

.

Sécalas

.

  1. Puedes secarlas al sol si vives en un sitio cálido, en deshidratador o con el horno. Yo te voy a explicar cómo hacerlo con el horno ahorrando energía. Tendrás encender el horno y apagarlo varias veces, y tardarán un día en secarse aproximadamente.
  2. Introduce en el horno a 75ºC, mantén el horno encendido 15 minutos y apaga. Abre un momento la puerta para que escape el vapor y vuelve a cerrar. Pasadas un par de horas vuelve a encender 15 minutos, a apagar, a abrir la puerta y a cerrar.
  3. Tras un par de horas, cubre una rejilla de horno con papel de hornear y coloca allí tus tortitas dadas la vuelta. Repite el paso de encender 15 minutos, apagar, abrir y cerrar el horno.
  4. Déjalas por la noche y si hiciese falta repite un par de veces al día siguiente.

.

Frie tus tortitas de arroz

.

  1. Una vez secas, calienta aceite suficiente en una sartén o cazo. Cuando este esté suficientemente caliente (al introducir una punta de una tortita esta burbujea inmediatamente) pon a freír unas cuantas tortitas. No hagas demasiadas de una vez, deja que tengan espacio para moverse.
  2. Cuando se inflen de un lado y tomen un poco de color dales la vuelta. En el momento que estén totalmente infladas sácalas a un plato cubierto con papel absorbente.
  3. El grado de dorado queda a tu elección, están deliciosas de cualquier manera. Ahora sí, deja que se enfríen y a disfrutar. ¡Buen provecho!

.

.

¿Te ha resultado útil?

¡Haz click en una estrella para votar!

Average rating / 5. Recuento de votos:

Ya que has encontrado este artículo útil

¡Sígueme en los medios!

Comentarios (2)

Tiene una pinta excelente, creo que las voy a hacer siguiendo tus instrucciones. Una pregunta ¿como coge la sal cuando se cocina al vapor. Gracias

¡Hola Juan!

¡muy acertada tu pregunta! Me he olvidado de ponerlo en la descripción.

Lo puedes hacer de dos maneras según cómo de saladas las quieras. Si sólo quieres una pizca de sal para que se les quite el sabor «a nada» que tiene el arroz, añádela después del remojo. Si las quieres más sabrosas, espolvoréala después de fritas. Después de fritas puedes añadir también especias, parmesano en polvo…

¡Un saludo!

Dejar un comentario

Preferencias de privacidad
GLUTENDENCE recoge cierta información no personal en forma de cookies. Aquí puedes desactivarlas, pero atención: puede que la página no se muestre correctamente.