Ahora que llegan las Navidades nada mejor que un buen turrón para endulzarnos. En casa hay dos que siempre nos han gustado mucho, el de yema tostada y el de nata-nueces. Aunque para ser sincera, nos gustan todos!

El que más se come en casa es el de nata-nueces y es tan fácil de preparar, que desde que lo hago yo, no lo hemos vuelto a comprar, porque el hecho en casa está mucho más bueno. Así que venga, animaros a hacerlo vosotros también.

Lo mejor es que no se tarda nada, en 15 minutos tienes tu turrón listo y sólo tienes que dejar que se enfríe. En algunas recetas utilizan moldes de silicona o tetrabrik cortados para darle la forma. Yo pongo toda la masa en una bandeja de horno y luego lo corto en tabletas que queda igual de bien.

De las cantidades que doy salen 3 tabletas, pero yo prefiero preparar cantidad de una vez, ya que no se estropea.

Vamos que te cuento cómo prepararlo!