¡Qué sería de la vida sin los dulces! Por eso GLUTENDENCE te trae hoy rosquillas de limón sin gluten. Porque los dulces tradicionales no deberían perderse.

Hoy por hoy se tiende a la cocina de fusión, y a inventar nuevos sabores y texturas… ¡Y está muy bien! Pero es una pena que las tradiciones desaparezcan. Por eso, junto a recetas de propia creación, GLUTENDENCE te trae recetas tradicionales adaptadas a la alimentación sin gluten.

Esta rosquillas son más fáciles de hacer de lo que parece, y me atrevería a decir que siempre salen. Según tu experiencia en la cocina, podrán salir menos esponjosas, o algo mas blandas… pero estarán ricas igualmente. Con un poco de práctica te saldrán de maravilla.

Como siempre, evito las mezclas comerciales en las recetas que te traigo. Por eso la lista de ingredientes te parecerá más larga que en otras recetas que puedas encontrar. Pero no te desanimes por ello.

Si echas un vistazo a las demás recetas GLUTENDENCE, como este pan blanco sin gluten sencillísimo, verás que siempre se utilizan casi las mismas harinas. Así que, aunque el gasto inicial sea mayor (y el bulto en la cocina también), la inversión merece la pena.

Usarás las harinas para diversas preparaciones al poder variar las proporciones de cada una de ellas. Sabrás en cada momento lo que estás comiendo y no te colarán aditivos raros. Y cómo no, ahorrarás dinero. Comprando harina panificable X pagas la marca y se nota en el precio.

En cuanto al sabor de las rosquillas… yo tenía ganas de hacerlas con limón, pero puedes adaptarlas a tu gusto. Puedes añadir anís en grano, si ya te hiciste con él para preparar estas estupendas harchas de anís sin gluten. También puedes añadir en lugar de limón, ralladura de naranja y media cucharadita de cardamomo molido. O no añadirles nada y bañarlas después con chocolate (hmmm…)

Lo importante es que te puedas dar un caprichazo, que la alimentación sin gluten, no es ni mucho menos limitada.

Y ahora sí, ¡vamos a preparar estas rosquillas de limón sin gluten!


 

Cómo hacer rosquillas fritas caseras de limón sin gluten: