Después de preparar el desayuno me daba pena comérmelo… ¡Qué bonitos son los higos! Pero sabiendo lo que me esperaba no he tenido niguna piedad y he metido la cuchara.

El alforfón, o trigo sarraceno (que ni es trigo, ni tiene gluten) es el actor principal aquí. Este es considerado popularmente un cereal pero pertenece a la familia de las poligonáceas, al igual que el ruibarbo. Tiene unos valores nutricionales destacables, con importantes cantidades de vitaminas B2 y B3, magnesio, fósforo y zinc. Y es, por supuesto, naturalmente libre de gluten. Así que plantéate incluirlo en tu dieta regularmente.

Cocido tiene un sabor bastante intenso, que se camufla normalmente condimentándolo generósamente. Aquí el trigo sarraceno se consume simplemente remojado durante la noche y triturado. El sabor es por tanto imperceptible, dejando todo el protagonismo a la cáscara de naranja, la vainilla, el cardamomo y los higos. Hmmmm…

Las nueces y las almendras son también una parte importante de este desayuno. Buenos motivos para incluirlas en tu dieta los encontrarás aquí y aquí. Destacaré que son saciantes, que te ayudan a reducir el riesgo cardiovascular, te llenan de energía y te producen buen humor. ¡Qué mejor que comenzar el día con un buen puñado de ellas! Tienen la mala fama de que engordan,  pero incluidas en una alimentación equilibrada te ayudan incluso a adelgazar.

Y qué te voy a decir de los higos. Comienza la temporada y debes aprovecharlos desde el primer momento.  Te aportan vitamina C, betacarotenos, potasio y magnésio, para unos huesos y articulaciones sanos. Fibra, que te produce saciedad y te ayuda con el tránsito intestinal. Y cómo no… ¡estan buenísimos! Si la temporada ya se ha pasado y tienes ganas sin embargo de preparar este desayuno, no te preocupes. Secos incrementan incluso algunos de sus valores nutricionales.

Con un desayuno así, no habrá nada que se te resista hoy. Y lo mejor de todo, es facilísimo y rapidísimo de preparar. Así que sigue leyendo, que te cuento cómo.

Y si quieres más ideas para un desayuno sin gluten sano, natural y delicioso, no te pierdas esta tortilla dulce de batata, manzana y pasas o este pudding de chía con chocolate y arándanos.

 

 

Porridge de alforfón con nueces e higos