¿Echas de menos la pizza casera? ¿Con masa fresca… de esas que hacen oler toda la estancia a gloria mientras se hornean? Pues no busques más. Hoy te traigo LA receta de pizza sin gluten.

¿Qué ha sido lo mejor de traer esta Glutendencia? La pedazo de pizza sin gluten que me estoy comiendo mientras escribo. ¿Y lo peor? ¡Tener que hacer las fotos primero mientras salivaba! In-des-crip-ti-ble, tienes que probarla.

Esta es una pizza a medio camino entre las pizzas de masa fina y la focaccia. Con una masa esponjosa que se parece mucho mucho a la de trigo.

Así como la masa de pan sin gluten debe ser blanda y pegajosa, esta masa de pizza sin gluten sí es amasable. Y cuando la estés estirando, te costará creer que no sea de trigo. Con la diferencia de que conserva la forma. Al no contener gluten, no intentará encogerse de nuevo, un gustazo.

Para la mezcla de harinas, he usado las que no faltan nunca en mi despensa. Harina de arroz, de sorgo, almidón de maiz y de patata. Así que poco a poco vas viendo que no es mala idea hacerte con ellas. Parecen muchas, pero las usarás constantemente. Como en este pan sin gluten de arroz y sorgo. O en este otro pan sin gluten con yuca, arroz y sorgo.

El ingrediente nuevo aquí es la harina de arroz dulce o glutinoso. ¡Ojo! Aunque se llame glutinoso ¡no contiene gluten! Si no eres capaz de encontrarla, o no sabes si contiene trazas de otros cereales con gluten, no te preocupes. Puedes usar únicamente harina de arroz convencional. La diferencia está en que la harina de arroz glutinoso hace la masa un poco más chiclosa. Pero no es imprescindible para tener un gran resultado.

Encima le puedes poner lo que te apetezca, ya que en cuestión de pizzas, no hay dos personas con gustos iguales. Eso sí, la masa se hornea en unos 20 minutos. Así que procura evitar alimentos crudos que tarden en cocinarse, o que suelten mucho agua, como el champiñon. Dales una vuelta en la sartén antes de añadirlos.

Y bueno, ahora que vuelvo a tener las dos manos libres, comencemos lo que hemos venido a hacer aquí.