«Eva, es que esta pizza sin gluten que nos contaste, tiene muy buena pinta, pero lleva un montón de harinas distintas»

.

Lo sé, por eso hoy te traigo una pizza sin gluten sencilla de hacer, con un número más reducido de ingredientes, pero como siempre sin mezclas comerciales.

Para hacer panes me gusta usar un porcentaje alto de harinas protéicas, para que se mantengan frescos más tiempo. Para hacer pizza, esto no es tan necesario, porque ¿quién quiere comerse una pizza dos días después de prepararla?

Aún así, algunos me diréis que no encontráis todos los ingredientes. No os preocupéis, podéis sustituir la harina de garbanzo por harina de soja o leche en polvo. El psyllium husk por goma xantana o guar, pero en ese caso añadid un poco menos de agua. Y el almidón de patata por almidón de maíz o tapioca, aunque la masa perderá esa textura «chiclosa» tan característica de la pizza.

Aunque es una receta con pocas exigencias, si es importante que la masa esté bien hidratada. Si no, terminaréis con una pizza cuarteada y seca. En la foto apreciareis que parece más un pudin que una masa de pizza. La masa de pizza no tiene porqué conservar la forma, así que está todo en orden.

.

Masa de pizza sencilla sin gluten

Debido al grado de hidratación, la consistencia de la masa recuerda a un puré de patata espeso.

.

Otro detalle de importancia es el pre-horneado. La salsa de tomate es normalmente bastante líquida, y los ingredientes que se le ponen a la pizza se cocinan muy rápido. Así que hay que extender la salsa de tomate y pre-hornear hasta que el exceso de líquido se evapore. Si no, terminaréis con el queso quemado y la base cruda.

Y poco más que contar, ve pensando qué le vas a poner encima y ¡vamos a preparar esta pizza!

.


Enlaces de interés:

Pizza sin gluten hecha en sartén ¡fácil y saludable!

Pizza sin gluten ¡y sin mezclas comerciales!

Panecillos de hamburguesa sin gluten con lino

.

Cómo preparar esta pizza sin gluten sencilla

.

Pizza sencilla sin gluten