Estos son posiblemente los pancakes sin gluten más sanos, fáciles y rápidos de hacer que vas a encontrar en todo internet. Y no, ¡no saben a plátano!

Se preparan con sólo dos ingredientes, y son increíblemente suaves y esponjosos. Y eso sin necesidad de usar levadura química.

Además, aunque te preocupen tu salud y tu figura, estás en el sitio correcto. Estos pancakes sin gluten son bajos en azúcares y grasas. Contienen buenas cantidades de hidratos de carbono de absorción lenta,  proteínas y fibra. Son también una buena fuente de potasio y vitamina C, con lo que representan un desayuno o merienda ideal para deportistas.

Es importante eso sí, que emplees plátano macho, también llamado plátano verde. Se diferencia del plátano que habitualmente consumimos, en su mayor tamaño y su corteza dura, con un contorno casi triangular.

Tienen una mayor proporción de hidratos de carbono complejos y fibra que los plátanos normales. Para consumirlos es imprescindible cocinarlos. Y como ya se ha mencionado arriba, no saben a plátano.

En Europa son aún un tanto desconocidos, pero en algunos países de África y América de Sur, son un alimento habitual.

Así que no esperes más para probar esta bomba de propiedades nutricionales. En GLUTENDENCE irás encontrando nuevas recetas con plátano macho que te encantarán, por su facilidad de preparación y sabor.

Las cantidades indicadas en la receta dan para preparar 3 pancakes medianos como los que ves en la foto. El grado de maduración del plátano no es decisivo aquí, aunque no debe estar excesivamente maduro.

Así que ya sólo te falta decidir con qué los vas a acompañar.  ¡Buen provecho!