“Mouffins sin gluten de plátano macho… ¿Pero eso qué “eh”?” Pues eso es la respuesta a todas nuestras súplicas dulceras.

En lo que se refiere a la alimentación, la naturaleza es perversa y eso todos lo sabemos. Si algo está bueno, tendrá un montón de azúcar, de grasas “de las malas”, y engordará a no poder más. Y si encima padeces una enfermedad por sensibilidad al gluten, seguro que estará hecho con harina de trigo que te haría enfermar.

Por eso GLUTENDENCE ha hecho los deberes y te trae un desayuno o merienda rico a no poder más… y ¡sano! Mouffins sin gluten de plátano macho. No sólo no deberás sentir remordimientos de pegarte un atracón de ellos, si no que ¡te estarás haciendo bien!

El plátano macho, cuando está verde tiene un alto contenido en hidratos de carbono complejos, y aporta tan sólo 128 Kcal por cada 100 gramos. Aporta vitaminas entre las que destacan la C, la K y la B6, y minerales como el magnesio y el potasio. (fuente: naehrwertrechner.de)

El huevo te aporta proteínas, buenas cantidades de vitaminas como la A, la D, la E, la K y varias del grupo B. Por si fuera poco, también tienen un alto contenido de calcio, fósforo, hierro, zinc y cobre.

.

.

Mouffins sin gluten

 

 

¿Sigues un poco excéptic@? No deberías. La textura es realmente parecida a la de un mouffin hecho con harina, solamente un poco más húmeda. Y en cuanto al sabor, no hay ni rastro de sabor a plátano. Puedes añadir pepitas de chocolate y vainilla como yo, o bien ralladura de limón, o esencia de naranja… y estarán de escándalo.

Y no sólo eso: son realmente fáciles y rápidos de preparar. Sólo 10 minutos de preparación y 25 minutos en el horno.

Nota: ¡El plátano a utilizar es plátano macho! ¡Con plátanos convencionales no conseguirás esta textura! Para esta receta deberán además estar verdes.

Y si quieres te preguntas qué más recetas geniales puedes preparar con plátano macho no te pierdas estos Pancakes sin gluten de plátano macho.

Vamos, ¡manos a la masa!

.

.

Diferencia entre plátano macho y plátano normal

Diferencia entre un plátano macho y un plátano normal. ¡Debes usar el de abajo!