Scroll Top
4.8
(55)
Pan de trigo sarraceno

El pan de trigo sarraceno más esponjoso (sin gluten)

5 Horas |  1 Pan de 1 Kg | Intermedio


¿Buscas un pan de trigo sarraceno esponjoso? ¿Semi-Integral (65% trigo sarraceno) y rico en nutrientes pero suave de sabor? ¡Pues sigue leyendo!


Pan sin gluten de trigo sarraceno y quinoaEl trigo sarraceno: un cereal sin gluten con gran valor nutricional y que no deja indiferente a nadie, tal como te contaba en el artículo El trigo sarraceno no es trigo.

Hay quienes adoran su sabor y hay quienes no lo toleran. Pero hay una cosa segura, la harina que se obtiene de él tiene unas cualidades fantásticas para la panificación sin gluten. Es por ello que no paro de experimentar para intentar aprovechara sus propiedades al máximo.

Llevo innumerables panes hechos con harina de trigo sarraceno. Pero siempre encuentro un «pero», o un algo que mejorar. Y empiezo a cambiar cosas, a añadir harinas, a crear mil variantes. Es por ello, que aún obteniendo buenos resultados, no termino de publicar ninguna receta.

Porque también sé que lo que para algunos de vosotros es un punto a favor, para otros es un punto en contra. Así que me he decidido a publicar una receta de pan de trigo sarraceno para cada gusto. Y empiezo por la que más atractiva me parece.

Un pan con pocos ingredientes

El paso del tiempo me va conduciendo por fases distintas. Y en el momento actual intento hacer recetas de pan lo más simples posibles. Con el menor número de ingredientes. Ya que en ocasiones os cuesta más conseguir todos los ingredientes que hacer la receta en sí.

Y lo hago también porque el día que repartieron paciencia se olvidaron de mí. Si tengo que pesar más de 10 ingredientes se me quitan las ganas de hacer pan. Cuando he terminado de pesarlos tengo que ir a sentarme.

Ya son varias ya las recetas de pan que he creado con pocos ingredientes, algunas de ellas además sin maíz. Y como decía al principio, hace tiempo que le tenía ganas al trigo sarraceno.

La harina de trigo sarraceno

El problema de la harina de trigo sarraceno es que da migas muy cerradas y que tiene un sabor muy intenso que no a todo el mundo le agrada. Así que normalmente se emplea en pequeñas cantidades.

El reto que me proponía esta vez era conseguir un pan de trigo sarraceno con volumen y rico de sabor. Recurriendo a la mínima cantidad de almidón u otra harina que corrigiera esos problemas. Y lo he conseguido.

El pan que te traigo hoy, tiene una miga abierta y esponjosa, y un sabor, que si bien no es neutral, es suave y agradable.

Sigo experimentando con trigo sarraceno al 100% y sin goma xantana, que sé que muchos me lo pediréis. Pero en esta ocasión quería hacer un pan que le agrade incluso a los excépticos del trigo sarraceno.

La receta

Como comentaba, he recurrido al almidón para mejorar el volumen del pan. Si bien, el trigo sarraceno da buena miga, esta es muy tupida. Y la corteza que se obtiene es muy porosa.

Así que me he decantado por uno de los almidones que nos aportan migas alveoladas y cortezas finas y crujientes: el de tapioca. Pero puedes sustituir sin problemas por almidón de patata, el resultado es prácticamente el mismo.

Para corregir el sabor he añadido las semillas de girasol molidas y me he decantado por un horneado largo. Así se obtiene un sabor tostado malteado verdaderamente rico. El horneado largo nos da también una miga menos húmeda y una corteza crujiente y algo más gruesa.

Cómo preparar este pan de trigo sarraceno  esponjoso

Ingredientes

250 g de harina de trigo sarraceno
150 g de almidón de tapioca
20 g de semillas de girasol molidas
14 g de goma xantana
10 g de psyllium husk
4 g de levadura seca
6 g de sal
6 g de azúcar
50 g de aceite
340 g de agua tibia

 

pasos a seguir

Activa la levadura, con una pequeña cantidad del agua tibia que ya tendrás pesada. Remueve bien hasta que se disuelva y deja reposar hasta que la mezcla espume.


El un recipiente grande mezcla la harina, el almidón, el psyllium, la sal y el azúcar. Remueve con unas varillas para que se integre bien.


Añade la levadura activada, el resto del agua y el aceite. Mezcla bien con una cuchara hasta tener una masa completamente homogénea.


Deja reposar 10 minutos para que el psyllium se hidrate completamente.


Espolvorea la goma xantana y remueve lentamente con la cuchara para que la xantana no salte por el aire.


Una vez que la xantana esté mezclada, pasa la masa a una superficie de trabajo limpia y sin añadir harina, amasa unos 5 o 10 minutos. La masa es pegajosa pero no añadas más harina o el pan quedará apelmazado.


Una vez amasada, forma una bola con la masa. Enharina ahora sí la superficie de trabajo,y forma el pan como muestro en el vídeo.


Deja reposar dentro de un banetón o un molde rectangular de bizcocho cubierto con un paño que espolvorearás con harina. Cubre con un paño húmedo o con una bolsa de plástico para que la superficie no se seque durante el reposo.


Cuando haya doblado en volumen (el tiempo dependerá de la temperatura de reposo, puede variar entre una hora y dos o incluso más), calienta el horno a máxima potencia al menos 20 minutos.


Calienta también la bandeja en que hornearás el pan, e introduce en el fondo un recipiente metálico de fondo grueso, o un molde metálico con piedras volcánicas o tornillos y tuercas, que utilizaremos para producir vapor al comienzo del horneado.


Cuando el horno esté caliente, saca la bandeja de hornear y cierra la puerta del horno. Coloca tu pan en ella, preferiblemente sobre papel de hornear, y haz un corte con un cuchillo afilado por donde quieras que se abra.


Introduce en el horno a altura media, vierte medio vaso de agua en la bandeja que habías colocado en el fondo y cierra la puerta. Pon el horno en posición con calor sólo desde abajo, y baja la temperatura a 210ºC.


Hornea 1 hora con calor desde abajo, o 1 hora y cuarto si lo quieres bien tostado. (Lée las notas abajo (*)


Apaga el horno, y deja 10 minutos dentro con la puerta cerrada. Después saca y deja enfriar completamente sobre una rejilla antes de cortarlo. ¡Buen provecho!


NOTA:

(*) Si tu horno no tiene sólo calor por abajo, puedes hacer lo siguiente:

Sólo calor arriba y abajo: Cubre tu pan con papel de aluminio antes de introducirlo en el horno y descúbrelo pasados al menos los primeros 50 minutos.

Sólo convención (ventilador): Hornea en olla pirex, cazuela de fondo grueso, bolsa de asar pollos… pasados los primeros 50 minutos destapa y sigue horneando.

 

Pan sin gluten de trigo sarraceno y quinoaPan sin gluten de trigo sarraceno y quinoa


¿Te ha resultado útil?

¡Haz click en una estrella para votar!

Puntuación promedio 4.8 / 5. Recuento de votos: 55

¡Sé el primero en votar!

Lamento que este artículo no te haya sido útil

¡Permíteme mejorar este artículo!

¿Cómo puedo mejorar este artículo?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comentarios (28)

Hola! Puedo poner un mix se semillas en vez de semillas de girasol molidas?
Muchas gracias

¡Hola Natalia!Las semillas de girasol en realidad están ahí para hacer más suave el sabor del trigo sarraceno, pero sí, puedes usar si prefieres un mix de semillas, mientras que no lleve lino o chía, ya que estas semillas absorben mucha humedad y te puede quedar el pan seco. 🙂

Tengo ganas de hacer un pan de nueces y pasas con este toque del trigo sarraceno, crees que la base podrá funcionar añadiendo algo de miel ?. Muchas gracias por tus recetas son muy estimulantes, he dejado de utilizar los mix comercial y te lo debo.

He hecho esta receta varias veces y no había visto que falta la parte dónde añadir las pipas de girasol molidas. Es una receta excelente, muchas gracias.

¿Para cuando sacarás un libro? Conozco tu página desde hace ya 1 año más o menos, y en comparación con otros sitios o libros, creo que tienes contenido de mucha calidad.

No soy celíaco ni intolerante al gluten, pero aunque no lo sepa mucha gente, causa permeabilidad intestinal en el 100% de las personas, y con enfermedades autoinmunes (como es mi caso), tiene mucha influencia negativa.

Por ejemplo, compré hace poco el libro «Pan casero sin gluten» de Juan Carlos Menéndez, que me llamó la atención, y está muy bien, pero la pega es que usa algunos ingredientes poco comunes, y usa mucha cantidad de almidón de maíz en todas las recetas, y posiblemente se podrían hacer de otra forma sin usar tanto el almidón de maíz (que hay gente que puede tener también intolerancia o no les gusta comer alimentos transgénicos modificados artificialmente).

A todo esto, estaría bien un libro como el que cito, pero versionado con alternativas tan interesantes como lss de tu blog.

Un abrazo, y a seguir así, es muy bueno el blog.

Dejar un comentario

Preferencias de privacidad
GLUTENDENCE recoge cierta información no personal en forma de cookies. Aquí puedes desactivarlas, pero atención: puede que la página no se muestre correctamente.