Crujiente de yuca con salmón y queso

Crujiente sin gluten de yuca

GLUTENDENCE te cuenta cómo preparar crujiente sin gluten de yuca. Con queso crema, salmón y brotes de rábano. Para que sorprendas a todos con un entrante espectacular, y como siempre sin gluten.


.

Esta es una de esas ideas que surgen cuando fallan lo que intentas preparar. Así que, ¡bienvenidos sean los fallos!

Como ya habrás observado por la cantidad de Glutendencias que publico sobre la yuca, soy muy fan de esta raíz. Cociéndola y triturándola se obtiene una masa muy manejable, con la que puedes preparar estos estupendos wraps sin gluten. O esta fantástica masa de base de quiche sin gluten.

Si la trituras en crudo con agua, y filtras el agua con un paño, obtienes almidón y harina de yuca caseros. En esta Glutendencia te contaba cómo.

Y todo esto sin pagar un dineral, y sin tener que leer etiquetas para ver si existen trazas de gluten. ¿Entiendes ya porqué que me gusta tanto la yuca?

Pues esto pretendía ser hojaldre. Pero se me equivoqué calculando el porcentaje de la mantequilla, y terminé friendo mi hojaldre de yuca en el horno. Capas no quedaron ni una. ¿Pero sabes que? ¡Que estaba increíble igual!

Así que he decidido compartir mi error convertido en acierto. Hojaldre, pero sin capas. «¿Pero a eso se le puede llamar hojaldre?» te preguntarás. Pues seguramente no, pero está bueno igualmente. Por eso he decidido llamarlo “crujiente”.

He reducido de nuevo la cantidad de mantequilla, porque la yuca no es capaz de absorber tanta cantidad. Y he simplificado el proceso. Porque hacer las capas de la forma correcta y que se deshagan en el horno no tendría mucho sentido. Pero he probado, y hay diferencia entre hacerlas o no.

En el proceso original de hojaldre habría que cuidar mucho la temperatura de trabajo, y ser muy cuidadosos quitando el excedente de harina al doblar la masa. Sin embargo aquí, todo vale.

Así que aquí tienes mi falso hojaldre de yuca. Rico que no veas, y bien fácil de hacer. Con él puedes hacer canapés, usarlo de tapa para un «pie», o una pastafrola sin gluten. Bañarlo en miel cuando sale del horno… O rellenarlo. Pero elije un relleno que no tenga mucho líquido, para que no se rompa.

.

Yo lo he cortado en cuadraditos, y he hecho canapés. Con salmón ahumado, queso de untar y brotes de rábano. ¡Delicioso!

.

Si te sobran piezas de hojaldre ya horneadas puedes calentarlas en la tostadora y volverán a estar crujientitas.

Y ahora si, ve al tu tienda del barrio a por una raíz de yuca ¡que empezamos!

.


Enlaces de interés:

Harchas de anís sin gluten

Arepas de maiz sin gluten. El sustituto perfecto del pan.

Arepas de yuca. Delicias saludables sin gluten.

.

.

Cómo preparar crujiente sin gluten de yuca

.

Crujiente de yuca con salmón y queso

Crujiente de yuca con salmón y queso

.

(Pincha en las imágenes para verlas más grandes)

.


Ingredientes

.

  • 1 raíz de yuca
  • 2 cuch. soperas de almidón de maíz
  • 80 gr. de mantequilla
  • 1 pizca de sal
  • 40 gr. de azúcar (opcional)
  • 1 huevo para pincelar
  • Harina de arroz para la mesa

.


Pasos a seguir

.

  1. Corta la yuca en 3 o 4 partes . Pela sobre una tabla, con el cuchillo siempre cortando hacia la tabla, ya que la piel de yuca es dura. Corta cada trozo por la mitad y quita la hebra dura del centro.
  2. Pon a cocer el suficiente agua unos 20 minutos. Hasta que al pinchar con un tenedor se note blanda. Retira del fuego, tira el agua y deja enfriar completamente.
  3. Con ayuda de un rallador, de un pica carne o de un robot de cocina, tritura la yuca. Nunca con la batidora de mano. Vigila que no queden trozos grandes o duros.
  4. En un recipiente grande, mezcla la yuca, el almidón de maíz y la sal. Para preparaciones dulces, añade también azúcar. Mezcla bien con la mano hasta que se integre.
  5. Dejala enfriar 20 minutos en el congelador.
  6. Mientras tanto coloca la mantequilla entre dos trozos de film plástico. Estírala hasta que tenga unos 5 milímetros.
  7. Enharina una mesa suficientemente y con ayuda de un rodillo estira la masa formando un rectángulo alargado.
  8. Pon la mantequilla en el centro ayudándote del film plástico. Divide el rectángulo de la masa visualmente en 3 partes y dobla los extremos hacia dentro, envolviendo la mantequilla.
  9. Da un cuarto de vuelta a la masa y vuelve a estirar formando un rectángulo alargado. Vuelve a dividir visualmente en tres partes y vuelve a doblar los extremos hacia el centro. Da un cuarto de vuelta y vuelve a estirar el rectángulo.
  10. Repite el proceso una vez más.
  11. Estira la masa hasta que tenga un grosor de unos 5 milímetros. Corta como quieras y coloca en una fuente de horno cubierta con papel encerado. ¡No intentes hacer croissants! Esta masa debe ser finita. Pincela con huevo batido. Si vas a hacer canapés, hornea de una pieza, cortalos casi al final del horneado, y hornea unos minutos más.
  12. Calienta el horno a 180ºC en posición ventilador. Cuando esté caliente, introduce la bandeja a una altura media. Hornea 20 minutos o hasta que tus piezas estén bien doradas, si no no estarán crujientes.
  13. Deja enfriar, acompaña de lo que más te guste, y disfruta. ¡Buen provecho!

¿Te ha resultado útil?

¡Haz click en una estrella para votar!

Average rating / 5. Recuento de votos:

Ya que has encontrado este artículo útil

¡Sígueme en los medios!


Escribe un comentario

author
Por Glutendence