Fideos de cristal asiáticos

Cómo hacer fideos de cristal caseros

Listo en : 40 minutos | Raciones: 2 personas | Dificultad: Fácil


¿Fideos asiáticos? Si, a muchos nos encantaban. ¿Pero cómo tener la seguridad de que son certificados sin gluten? Muy fácil, preparándolos en casa. Glutendence te cuenta cómo.


.

Estamos tan acostumbrados a que tantos productos vengan ya preparados, que se nos olvida que tradicionalmente se hacían en casa. Y muchas veces son más fáciles de hacer de lo que pensamos.

Es el caso de estos fideos de cristal, que puedes emplear para preparar platos asiáticos. ¿Por qué los llamo de cristal? Pues porque al cocerlos se vuelven totalmente transparentes. ¿No es genial?

.

El almidón de tapioca

.

Hace unos días, me preguntabais en mi cuenta de Instagram, qué se puede preparar con almidón de tapioca. Pues esta es la primera de varias recetas que tengo por subir.

Porque estos fideos asiáticos caseros están hechos única y exclusivamente con almidón de tapioca y agua hirviendo en proporción 3 a 1. Pero asegúrate que empleas almidón «dulce» y no «agrio». Aunque ni el uno es dulce, ni el otro es agrio, es el nombre que reciben. El agrio tiene sabor y olor intensos, por eso no es recomendable para esta receta.

Aunque muchos no tendréis problemas para encontrar el almidón, no es el caso de todos. Aquellos que no lo encontréis, no dejéis de leer mi artículo Cómo hacer harina y almidón de yuca en casa (Enlace). No te sorprendas que use diferentes nombres para la misma raíz, yuca y tapioca son lo mismo.

Uno se pregunta, cómo a partir de algo tan grotesco como la yuca puede salir algo tan delicado como estos fideos. Simplemente mágico.

.

Fideos de cristal asiáticos

.

Cómo preparar fideos de cristal caseros con almidón de yuca

.

Necesitarás

.

  • 1 + 1/2 Taza de almidón «dulce» de tapioca
  • 1/2 Taza de agua hirviendo

.

Pasos a seguir para preparar estos fideos asiáticos

.

  1. En un recipiente grande combina el almidón y el agua hirviendo. Es importante que el agua esté hirviendo y no solamente caliente para alcanzar la textura buscada.
  2. Remueve con una cuchara ya que la masa está caliente. Te parecerá muy poco agua en un primer momento pero NO AÑADAS MÁS AGUA. Es correcto así.
  3. Cuando ya no puedas mezclar más con la cuchara empieza a amasar con las manos. Esto llevará varios minutos, ya que debes amasar hasta que no quede almidón sobrante y la masa sea homogénea y manejable.
  4. Cuando la masa esté perfectamente integrada, enharina ligeramente una superficie con un poco de almidón.
  5. Con ayuda de un rodillo extiende la masa hasta que tenga tan un par de milímetros. Dale a la masa proporción rectangular.
  6. Con ayuda de un corta-pasta, un corta-pizza o un cuchillo, corta tiras de medio centímetro en la dirección corta, ya que no conviene que sean muy largos.
  7. Pon tus fideos a secar. Yo me he servido de un palillo chino y dos vasos de batidora. Aquí te tocará ser creativ@. Si los vas a usar de inmediato no tienes porqué secarlos, deberás cuidar únicamente de que no se pegan al ponerlos a cocer.

.

Fideos de cristal asiáticos

Mezcla el almidón con el agua

Fideos de cristal asiáticos

Amasa bien

Fideos de cristal asiáticos

Forma una masa lisa

Fideos de cristal asiáticos

Estira con un rodillo y corta tiras

.

Cómo cocer tus fideos asiáticos caseros

.

  1. Pon 2 litros de agua a hervir con un pellizco de sal. Cuando hierva añade tus fideos de cristal poco a poco para que no se peguen. Ve moviéndolos con un tenedor.
  2. Tras un par de minutos subirán a la superficie, pero no son ñoquis, no están listos aún. 🙂
  3. Déjalos cocer unos 20 minutos pero sin descuidarlos, el tiempo es aproximado. Pasados esos 20 minutos, tus fideos empezarán a volverse ligeramente rojizos y a hundirse. Ya no te separes del cazo. Cuando casi todos los fideos se hayan hundido, apaga el fuego, cuela el agua y pon bajo el chorro del agua fría. Refrescarlos es muy importante para detener la cocción.
  4. Verás que tus fideos se han vuelto transparentes. Para prevenir que se peguen, añade dos cucharadas de aceite y remueve. ¡Y ya están listos! Úsalos para tus recetas asiáticas favoritas y ¡buen provecho!

.

.

Nota: Es normal que tardes un poco en encontrar el momento justo de apagar el fuego. Que queden partes blancas o que se pasen un poco. Pero sabrán bien igual. ¡Sólo es cuestión de práctica!

.


Enlaces de interés:

Wok de verduras con arroz y leche de coco

Fideos de batata con cerdo en salsa de ostras.

¿Sabes por qué deberías comer yuca?

¿Te ha resultado útil?

¡Haz click en una estrella para votar!

Average rating / 5. Recuento de votos:

Ya que has encontrado este artículo útil

¡Sígueme en los medios!


4 Comentarios
Mercedes

01/07/2019 @ 7:35 pm

Responder

Genial!! muy buena receta!! Seguro lo pruebo, soy fan de la fécula de mandioca.

Glutendence

02/07/2019 @ 6:51 am

Responder

Hola Mercedes
Gracias por comentar.
Pues pienso que te vas a volver fan también de ellos 🙂
La mayor dificultad está en encontrar el punto justo de cocción, por lo demás son facilísimos de hacer. ¡Y están tan ricos!
Un saludo!

Tatasoleil

30/06/2019 @ 7:38 pm

Responder

Una maravilla encontrar receticas asi,fáciles,sin demasiados ingredientes….y una maravilla encontrar a tantas personas dispuestas a compartir.Gracias.

Glutendence

01/07/2019 @ 6:54 am

Responder

Hola Tatasoleil,

¡Muchas gracias por tus palabras! ¡A disfrutarlos! 🙂

Escribe un comentario

author
Por Glutendence